Sesion De La Comision De Cultura: Comparecencia ee Amalia Baldeón

Asunto 1º: Aprobación, si procede, del acta de la sesión de 14 de
enero de 2009.

Asunto 2º: Acuerdo de comparecencia y comparecencia, si así se
acuerda, de Dña. Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo de
Arqueología, para que informe sobre el estado actual de la puesta
en marcha del nuevo museo. Nº Expediente: 08/C/14/00001456

TEXTO

COMISIÓN DE EUSKERA, CULTURA Y DEPORTES
ACTA Nº 18
PERIODO 2007-2011

En la Ciudad de Vitoria-Gasteiz y sede de la Secretaría
General de las Juntas Generales de Álava, siendo las 09:00
horas del día DIECISÉIS DE FEBRERO DE DOS MIL NUEVE se reúnen
los/as Sres/as. Procuradores/as señalados al margen,
componentes de la Comisión de Euskera, Cultura y Deportes,
con la asistencia del Letrado de la Cámara.

ASISTENTES

Sr. Presidente:
- D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra

Sres/as. Vocales del Grupo Juntero Popular:
- Dª. Carmen Asiain Ayala
- D. Luis Viana Apraiz
- D. Ángel Javier Ruiz de Arbulo Cerio

Sres/as. Vocales del Grupo Juntero Socialistas Vascos:
- Dª. Mª Dolores Escudero Fernández
- Dª. Julia María Liberal Liberal
- D. Virgilio Bermejo Vega
- D. David Romero Campos

Sres/as. Vocales del Grupo Juntero EAJ-PNV:
- D. Gorka Urtaran Aguirre
- Dª. Almudena Otaola Urquijo
- D. Roberto González Muro
- D. Román Valentín Berriozabal Azpitarte

Sr. Vocal del Grupo Juntero Eusko Alkartasuna:
- D. Patxi Martínez de Albéniz Casi

Sr. Vocal del Grupo Juntero Ezker Batua-Berdeak/Aralar:
- D. Joseba Iñaki Aldecoa Azarloza

Sr. Vocal del Grupo Juntero Mixto:
- D. Aitor Bezares Vargas

Sr. Letrado:
- D. José Ramón García Plazaola

Asiste Dña. Amelia Baldeón, Directora del Museo de
Arqueología.

Orden del día:

Asunto 1º:
Aprobación, si procede, del acta de la sesión de 14 de enero
de 2009.

Asunto 2º:
Acuerdo de comparecencia y comparecencia, si así se acuerda,
de Dña. Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo de
Arqueología, para que informe sobre el estado actual de la
puesta en marcha del nuevo museo.
Nº Expediente: 08/C/14/00001456
Autor: Dña. Cristina González Calvar
Grupo Juntero Socialistas Vascos

Asunto 1º:
Aprobación, si procede, del acta de la sesión de 14 de enero
de 2009.

No habiendo objeciones a la misma, se aprueba por
asentimiento.

Asunto 2º:
Acuerdo de comparecencia y comparecencia, si así se acuerda,
de Dña. Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo de
Arqueología, para que informe sobre el estado actual de la
puesta en marcha del nuevo museo.
Nº Expediente: 08/C/14/00001456
Autor: Dña. Cristina González Calvar
Grupo Juntero Socialistas Vascos

Se acuerda por asentimiento la comparecencia interesada,
presentándolo brevemente el Vocal del Grupo Juntero
Socialistas Vascos, D. Virgilio Bermejo Vega.

Expone sobre el objeto de la comparecencia Dña. Amelia
Baldeón, que hace entrega a los Vocales de una documentación.

Concluida la intervención, se abre un turno de Grupos en el
que toma la palabra en primer lugar el Vocal del Grupo
Juntero Ezker Batua-Berdeak/Aralar, D. Joseba Iñaki Aldecoa
Azarloza, quien agradece las explicaciones y formula
preguntas.

Responde la Técnico responsable del Museo de Arqueología de
Álava.

El Vocal del Grupo Juntero Eusko Alkartasuna, D. Patxi
Martínez de Albéniz Casi, solicita diversas aclaraciones.
Interviene el Sr. Presidente para manifestar que considera no
apropiada una referencia en las preguntas al hermano de la
compareciente. También interviene D. Patxi Martínez de
Albéniz Casi.

Responde a las cuestiones Dña. Amelia Baldeón, solicitando
algunas ampliaciones el Vocal del Grupo Juntero Eusko
Alkartasuna e interviniendo nuevamente la compareciente.

El Vocal del Grupo Juntero EAJ-PNV, D. Román Valentín
Berriozabal Azpitarte solicita algunas aclaraciones,
respondiendo la Directora del Museo de Arqueología.

El Vocal del Grupo Juntero Socialistas Vascos, D. Virgilio
Bermejo Vega realiza preguntas que son contestadas por la
compareciente.

Finalmente, la Vocal del Grupo Juntero Popular, Dña. Carmen
Asiaín Ayala plantea algunas cuestiones a la compareciente,
siendo interrumpida en su intervención por el Vocal del Grupo
Juntero EAJ-PNV, interviniendo el Sr. Presidente, quien
vuelve a dar la palabra a Dña. Carmen Asiaín Ayala.

Responde Dña. Amelia Baldeón.

Y sin más asuntos que tratar se levantó la sesión a las 11:05
horas del día señalado en el encabezamiento del Acta.

TRANSCRIPCIÓN

COMISIÓN DE EUSKERA, CULTURA Y DEPORTES
DÍA 16 DE FEBRERO DE 2009

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Buenos días otra vez.

ASUNTO SEGUNDO (Expediente: 08/C/14/0001456)

En el segundo asunto del orden del día teníamos la
comparecencia de Dª Amelia Baldeón, solicitada por el Grupo
Juntero Socialistas Vascos.
Tiene la palabra el procurador del Grupo Socialistas Vascos.

Interviene D. Virgilio Bermejo Vera, del Grupo Juntero
Socialistas Vascos.
Buenos días a todos y a todas. Gracias señor presidente.
Bienvenida, señora Baldeón. Como de todos es conocido, la
señora Amelia Baldeón es la técnico responsable de museos,
encargada, por lo tanto, de recepcionar los hallazgos que se
produzcan en la provincia. Al mismo tiempo, ha jugado un
papel, y está jugando un papel relevante en el proyecto
museográfico del nuevo centro museístico Bibat.
Por todo ello, nos gustaría, desde el Grupo Socialista, que
nos aclarara algunas cuestiones relacionadas, por una parte,
en qué estado se encuentra ese proyecto museográfico, Bibat,
y por otra parte, con respecto a la recepción de los
hallazgos que se producen en la provincia sobre la existencia
de si existe o no un protocolo de recepción de esos
hallazgos, y en el caso concreto de los hallazgos de Iruña
Veleia, cómo se ha puesto en marcha, si existiera ese
protocolo.
Así mismo, nos gustaría conocer cuáles son las funciones
concretas del técnico responsable de museos, y finalmente,
con respecto al nuevo proyecto museográfico, Bibat, y los
hallazgos de Iruña Veleia, qué ubicación prevista tendrían
esos hallazgos en el nuevo museo Bibat. Muchas gracias.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias. Tiene la palabra, señora Baldeón.

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
Quiero, en primer lugar, agradecer al Grupo Socialista su
petición de comparecencia, una petición que me permite, por
primera vez, dirigirme a esta Cámara, y cómo no, a todos los
grupos que la han aprobado, y a todos ustedes que están
presentes.
Voy a responder, en primer lugar, a las preguntas que usted
me acaba de realizar, hablando de cuáles son las funciones
-entiendo que eso es lo básico- cuáles son las funciones
concretas que tengo, como funcionaria de la Diputación Foral
de Álava, en relación con los hallazgos que se puedan
producir en el territorio.
Como saben, en la actualidad, la competencia que tiene la
Diputación Foral de Álava en materia de arqueología viene
derivada de la Ley 7/90 de Patrimonio Cultural Vasco, y está
desarrollada en dos decretos esta ley. Uno de ellos es un
decreto foral del año 1990, el decreto 323, que se refiere a
la reglamentación de las actividades arqueológicas en Álava,
o sea, todo lo que tenga que ver con excavaciones, con
prospecciones y demás, es un decreto que igual conocerán
ustedes, pero, bueno, lo he traído aquí.
Y un segundo decreto, en este caso del Gobierno Vasco, que
tiene que ver con las condiciones de traslado, entrega y
depósito de los bienes arqueológicos y paleontológicos
descubiertos en todo el ámbito de la Comunidad Autónoma del
País Vasco.
Entonces, este decreto foral va regular todas las condiciones
de entrega de materiales, y por eso también es un elemento
básico en lo que hoy nos concierne.
Entiendo que estas competencias de la Diputación Foral de
Álava las sustancia en su organigrama, en el organigrama que
corresponde. Como saben, los funcionarios tenemos una
monografía del puesto de trabajo, que es la que yo a ustedes
les he pasado una copia de ella, una monografía que he
solicitado a Función Pública en enero de 2009, o sea que está
plenamente actualizada, y que refiere cuáles son
estrictamente mis funciones.
Las funciones se pueden concretar, digamos, en dos grupos.
Por una parte, como técnico responsable del Museo de
Arqueología de Álava tengo que investigar, adquirir,
conservar, comunicar, y exhibir el patrimonio cultural
custodiado en el museo, a tenor de lo dispuesto en el
artículo 89 de la Ley de Patrimonio Cultural Vasco.
Hace referencia también esta monografía a la Ley de
Patrimonio Histórico Español y a la definición de museo, tal
y como lo concibe ICOM, el Organismo Internacional de Museos.
Como veremos más adelante, y ya se lo anticipo, estas
funciones, salvo lo referido a conservar, no se refieren a
materiales procedentes de excavaciones, sino que se refieren
al material que ya está depositado en el museo, porque luego
los de excavaciones veremos que tiene unos plazos muy
concretos.
La segunda función de mi puesto es gestionar el presupuesto,
un presupuesto asignado para llevar a cabo las funciones
específicas. Pero voy a leerles, y como lo tienen ustedes
también fotocopiado, igual no es demasiado latoso. Bueno, voy
a leerles cuáles son las tareas.
Como saben, las funciones de un funcionario, valga la
redundancia, se desarrollan a partir de unas tareas
concretas. Mis tareas son:
Establecer las líneas generales anuales del museo.
Gestionar e investigar los fondos de la colección del museo.
Autorizar y supervisar la investigación, la toma de imágenes
y la documentación gráfica y analítica de los fondos del
museo.
Elaborar propuestas de adquisición de fondos patrimoniales.
Coordinar la catalogación de los fondos patrimoniales.
Proponer programas de restauración de la colección.
Gestionar y supervisar el programa de exposición permanente
de la colección.
Organizar exposiciones temporales.
Supervisar los préstamos de obras del museo a exposiciones
temporales.
Elaborar y publicar monografías de los fondos y su
especialidad.
Supervisar la organización de actividades didácticas y de
otro tipo de programas de difusión.
Supervisar la gestión de fondos de la biblioteca.
Establecer y mantener relaciones con instituciones y
organismos y buscar esponsorización y patrocinio de las
distintas actividades programadas en el museo.

Como han oído, y como han podido ver, no existe, ni en mis
funciones ni en mis tareas referencia alguna a yacimientos
arqueológicos o al ejercicio de la disciplina arqueológica
sobre el terreno, es decir, excavaciones, prospecciones,
etcétera.
Dicha responsabilidad está vinculada a la jefatura del
Servicio de Museos, que ahora se llama Servicio de Patrimonio
Histórico Artístico y Arqueológico, a quien corresponde la
gestión de excavaciones y la atención quincenal a las mismas,
así como la planificación y coordinación del trabajo de
nosotros, de nuestro trabajo, de los técnicos responsables de
museos.
No he traído la monografía del puesto de trabajo de la
jefatura del Servicio de Patrimonio, entendiendo que es
pública, que ustedes la pueden pedir, y que no es exactamente
mía, pero es perfectamente comprobable sus funciones.
Las tareas que he leído son las propias de cualquier museo de
nuestra misma especialidad y del mismo ámbito que el nuestro.
Y las voy a explicar un poco, porque así leídas quedan igual
demasiado frías.
El museo tiene que investigar y conservar los materiales
depositados en él, para lograr un patrimonio arqueológico
bien ordenado y bien catalogado, sistematizado y listo para
la comunidad científica, para que la comunidad científica
pueda realizar investigaciones, y para conocimiento y
disfrute del público, tanto en exposiciones como por otros
medios.
Entre los fondos que yo tengo que investigar, no se incluyen
los materiales procedentes de excavaciones, cuya
investigación es propiedad intelectual del director de las
excavaciones. En este sentido, la Ley 7/90 es muy clara. El
artículo 47.3 de la Ley de Patrimonio Cultural Vasco dice:
"Los bienes hallados como consecuencia de actividades
autorizadas, -que son las excavaciones- deberán ser
depositados en los museos territoriales correspondientes o
centros que a tal fin se designe por el Departamento de
Cultura y Turismo del Gobierno Vasco… - les tengo que decir
que el Museo de Arqueología está declarado centro de depósito
de materiales por el Gobierno Vasco-, y solamente podrán ser
trasladados a otros centros con su autorización. Al
descubridor le serán de aplicación las normas de depósito
legal. Una vez entregados los materiales, y transcurrido el
plazo de dos años para la presentación de la memoria
provisional correspondiente a cada actuación, éstos quedarán
a disposición del público en general, con el fin de facilitar
otros estudios e investigaciones.
¿Qué quiere decir esto? Pues que se entregan los materiales
en el museo, y hay un plazo en el que solamente el director
de las excavaciones y los investigadores que él decida,
pueden ver y pueden estudiar esos materiales, porque son,
digamos, propiedad científica… o sea, no ellos, el material
en sí es un bien público, sino la producción histórica que se
haga sobre ellos, es, digamos, exclusiva, es una propiedad
intelectual del director de las excavaciones.
Es decir, que a mí el material que se me deposita en el
museo, al menos durante dos años, yo lo único que tengo que
hacer es custodiar y preservar que ese material esté listo
para los investigadores que el director me diga que los van a
estudiar. Pero de ninguna manera son públicos.
Los plazos de entrega de estos materiales, o sea, esto es la
ley, el artículo de la Ley del Patrimonio Cultural Vasco,
pero luego esto se desarrolla un poco más en el decreto que
les he dicho del Gobierno Vasco.
Los plazos de entrega de los materiales. Está en el artículo
16, y si me permiten, lo leo. Artículo 16, dice: "La memoria
científica será presentada en un plazo de dos años, a contar
desde la finalización de la intervención, o sea, desde que
acaba la excavación hay dos años para presentar esa memoria
científica, que es cuando decimos que se le acaba ya al
director de las excavaciones la propiedad intelectual sobre
esos materiales.
Dice: "Cuando se trate de yacimientos sometidos a procesos de
excavación sistemática, cuyo desarrollo supere el marco
anual, es decir, por ejemplo, en casos de excavaciones
largas, tipo Iruña, que es una excavación que puede durar
diez años, tipo la catedral, tipo La Hoya, que son
excavaciones muy largas, claro, sería demasiado largo esperar
a que acabara toda la excavación, y luego dos años más para
que esos materiales fueran de dominio público.
Entonces, en ese caso, cuando son excavaciones muy largas,
dice: "En el plazo máximo de dos años a partir del final de
la quinta campaña, o al final de la última, si fueran menos
de cinco, se presentará la memoria con los resultados hasta
la fecha obtenidos". Es decir, que en el caso, por ejemplo de
Iruña, habría que esperar a un plazo de cinco años y dos años
más para… o sea, dos años después de cada cinco, digamos,
para esperar que el director haga la memoria científica, y
para que esos materiales sean públicos".
Lamento igual todas estas legalidades, pero es muy importante
para luego poder entender cómo se ha actuado, realmente, con
los materiales de Iruña, que es una de las cosas que me
imagino que me van a preguntar.
Ésta es mi función, entonces hay que investigar los
materiales, pero no estos materiales de excavaciones
concretas, que se están realizando ahora, sino los materiales
de los fondos del museo.
Lamentablemente, el museo no tenemos una plantilla amplia
como para investigar realmente todo lo que deseáramos, pero
sí lo hacemos en lo que podemos, y normalmente ése es uno de
los papeles de los museos: investigar la colección antigua, y
sacar a la luz novedades. Por ejemplo, recientemente ha
ocurrido, y lo tendrán ustedes en la cabeza, lo que ha pasado
en el Prado, por ejemplo, con el famoso Coloso, de Goya. El
Coloso, siempre se había dado como que era una obra de Goya,
y luego los trabajadores del museo investigan determinados
materiales, y sacan a la luz unas nuevas explicaciones,
digamos, sobre ellos.
A nadie se le ocurriría penalizar al director del Museo del
Prado porque durante tiempo ese material se ha atribuido a
Goya. Al contrario, hay que felicitar al equipo, porque ha
investigado el material y nos ha dado unas nuevas ópticas de
esas obras, en este caso, de esos cuadros.
La segunda función es mantener una exposición permanente, que
sea la referencia de nuestra historia a partir de la
disciplina arqueológica. Todo ello con rigor científico, pero
también con calidad técnica, y con una belleza y con un
atractivo estético.
El tercer punto es guardar los fondos. Hay que tener en
cuenta que el museo es como el gran archivo material de la
historia de Álava, y tienen que estar los fondos
perfectamente catalogados y estudiados para el estudio y para
posibles exposiciones temporales.
Propiciar la adecuada conservación y restauración de la
colección arqueológica. Tenemos que facilitar a los
investigadores el acceso a materiales. Tenemos que propiciar
actividades didácticas, que gestionar la biblioteca, y que
acoger materiales que procedan de las excavaciones
autorizadas, como he dicho, sin ninguna excepción.
Y finalmente, adquirir o aceptar depósitos de materiales
procedentes de hallazgos casuales de colecciones privadas
antiguas, etcétera.
Esto sí que podía ser achacable a un responsable de museo, el
adquirir, el comprar, o el aceptar donaciones de piezas que
fueran falsas. Comprar una colección o dejar que se deposite
en el museo una colección que fuera falsa, porque eso sí que
realmente es algo que está dentro de las capacidades del
director. A veces nos traen materiales que dicen que los han
encontrado en determinados sitios, bueno, entonces ahí sí que
podemos decir: pues mira, este material no lo puedo aceptar
porque es falso. Entonces sí. Pero nunca, repito, y perdonen
que sea un poco insistente, en el caso de excavaciones
arqueológicas.
Además de estas tareas que llevamos a cabo en el museo, y que
las llevan a cabo todos los museos de arqueología del mundo,
en el Museo de Arqueología se hacen otras cosas. Hacemos
informes que nos son requeridos por la Jefatura de Patrimonio
Histórico Artístico y Arqueológico, y que realmente no
entran, como ven, en nuestra monografía del puesto de
trabajo.
Estos informes son referentes a excavaciones arqueológicas, a
obras, por ejemplo, esa tarea además es muy frecuente, cuando
una obra, pública o privada, incide en un yacimiento
arqueológico, en una zona que pueda ser, bien calificado,
bien inventariado, o zona de presunción arqueológica, esto es
una tarea que nos lleva muchísimo trabajo y muchísimos
disgustos, además, porque supone a veces frenar expectativas
de promociones públicas o privadas, supone a veces cambiar,
por ejemplo, de sitio, el desarrollo, y ha ocurrido, cambiar
la delineación de una carretera, cambiar de sitio… pues yo
qué sé, hace poco un puente elevado sobre el ferrocarril, por
ejemplo, que afectaba a la vista del dolmen de Eguilaz, o sea
una serie de informes sobre actuaciones que tienen muchísima
relevancia social y muchísima relevancia económica.
Tenemos también que informar sobre las subvenciones públicas
que da la Diputación al 50% sobre proyectos arqueológicos. O
sea, cuando a un particular se le obliga a hacer una
excavación arqueológica porque va a actuar en un terreno que
se sabe que puede tener un yacimiento, se le paga el 50% de
esa excavación, y estamos hablando de muchísimo dinero.
También informamos sobre intervenciones necesarias de
urgencia, sobre propuestas de paralización de obras,
etcétera. Es decir, que esta segunda faceta de tareas
nuestras, que no está en la monografía de nuestro puesto de
trabajo, y que hacemos a requerimiento de nuestro jefe, de la
jefatura del servicio, nos lleva, además de muchísimo tiempo,
desde luego tiene implícita una gran responsabilidad, tanto
política como social, y como económica.
Como se puede apreciar, tenemos en el museo actualmente una
duplicidad de tareas: una intramuros, que es la propia del
museo, y otra extramuros. Nosotros entendemos, y siempre lo
hemos entendido, que la segunda tarea, la que hacemos
extramuros, eso es propio no de un museo sino de un servicio
de arqueología. Entonces, no hay ningún museo que haga esta
tarea, y nosotros, desde hace muchos años, hemos pedido,
hemos solicitado que se cree un servicio de arqueología, del
que la Diputación hoy en día carece, y creemos que, desde
nuestra opinión, desde luego que sería muy necesario.
Bien, esto en cuanto a las tareas. Y si me permiten, ahora ya
paso a la segunda pregunta.
La segunda pregunta es cuál es el protocolo de actuación, al
hablar de los materiales que llegan al museo, y como hemos
actuado en el caso de Iruña.
Bueno, primero comento cómo es el protocolo de actuación.
Nosotros, tengo que ser sincera, no tenemos protocolos,
porque no somos un departamento que tenga sistema de calidad,
lo que tenemos es procedimientos, unos procedimientos que sí
son los habituales, y entendemos que son correctos.
El procedimiento que sigue el museo es el que nos viene
marcado por los decretos. Entonces, lo que nosotros hacemos
es: recibir los materiales, junto con el inventario que nos
trae el arqueólogo, comprobar que está depositado todo
correctamente, que todo está con sus etiquetas, lavado,
siglado, y demás, comprobar que el inventario se corresponde
con lo entregado, registrarlo oficialmente, tanto en el museo
como en el Registro General de la Diputación, y pasar los
materiales que tengan peligro de conservación, pasarlos al
Servicio de Restauraciones para su tratamiento.
En el caso de donaciones, o en el caso de hallazgos casuales,
lo que hacemos es lo mismo: el inventario, el registro, y
quedan depositados también en el museo después de analizar si
deben entrar esas piezas en el museo o no.
Como he dicho antes, un director de excavaciones… bueno, no
sé si he hecho referencia a esto, perdonen, un director de
excavaciones tiene un año… ¿cuál es el plazo para entrega de
materiales de excavaciones? La entrega es un año después de
que ha acabado el permiso para la excavación. Es decir, si en
el año 2005 hemos pedido permiso, que normalmente los
permisos de excavaciones se piden el año anterior a aquel en
el que se va a ejecutar la intervención arqueológica.
Si en el año 2005 pedimos un permiso de excavación para el
año 2006, como el permiso es anual se supone que se puede
excavar desde enero hasta diciembre, pues la fecha del
material sería el 31 de diciembre del 2007. Es decir, los
materiales han de ser entregados en el museo al año… -esto lo
dice la ley, ¿eh?-, una vez cumplido un año después del año
para el que se tiene el permiso.
Entonces, en el intervalo éste, lo que se aplica es el
depósito legal, la Ley del Depósito Legal, el responsable de
los materiales es el director de la excavación, y si algo les
pasa a esos materiales respondería el director de la
excavación.
La segunda parte de la pregunta es cómo hemos actuado en el
caso de Iruña. Bueno, pues en el caso de Iruña hemos actuado
exactamente igual que actuamos para cualquier caso, con
cualquier excavación. Hemos decepcionado los materiales, los
hemos comprobado, hemos visto que estaban de acuerdo con el
inventario, hemos llevado a restauración lo que
considerábamos que podía tener peligro de salvaguarda, que se
podía degradar, y hemos registrado oficialmente eso, nada
más. Con una salvedad, que al director de la excavación le
pedimos, cuando hizo público los hallazgos, en el año 2006,
le pedimos que los depositara antes del plazo los materiales,
porque entendíamos que, una vez conocidos públicamente,
podían tener peligro. Entonces, el director aceptó, y nos los
entregó antes del plazo legal.
Por si hay alguna duda, y como ha habido en este sentido
muchas informaciones públicas, si duda mal informadas, sobre
si el museo tenía que haber acogido o no los materiales de
Iruña, pues me voy a adelantar a decirles que seguramente me
lo preguntarán. Todos los materiales procedentes de un
yacimiento arqueológico deben entrar en el museo, todos sin
excepción. En ningún momento puse en duda que esos materiales
no debían ingresar, en ningún momento. Hoy, después del
informe de la comisión de la que he formado parte, sigo
pensando exactamente lo mismo: o sea, los materiales de Iruña
deben estar en el museo todos. Primero, por ley, y segundo,
porque los soportes son auténticos, pero, vamos, simplemente
por ley, deben estar. Y hoy actuaría de la misma manera, que
creo que es la correcta… vamos, que es la correcta.
Por otra parte, dada la publicidad que se ha dado al tema de
Iruña, les tengo que decir también que nunca en el museo se
ha recibido ninguna alerta, ninguna insinuación por parte de
nuestra jefatura ni por parte del Gobierno Vasco, que el
Gobierno Vasco recibe la misma información que la Diputación,
referente a las excavaciones, o sea el arqueólogo tiene la
misma responsabilidad de enviar todos los documentos a la
Diputación y al Gobierno Vasco, nunca hemos recibido ningún
escrito de crítica, de alerta o de recomendación sobre el
papel que hemos jugado en Iruña.
La tercera pregunta era cómo iba el estado actual del nuevo
museo, del Bibat. Como saben, el servicio responsable de la
museografía es el Servicio de Arquitectura, y hemos trabajado
con ellos elaborando el diseño museológico y el discurso
general del museo. Desde el punto de vista de los contenidos,
que creo que era lo que me había preguntado concretamente, no
de la museografía sino de los contenidos, el museo lo que
hemos tratado es que cuente la historia de Álava desde los
orígenes hasta prácticamente nuestros días, hasta la historia
moderna, a partir de materiales. O sea, nosotros lo que
contamos es las obras de los seres humanos. Eso de "por las
obras los conocerán", bueno, pues esos somos nosotros.
Hemos seleccionado los materiales más significativos, los que
tienen mayor relevancia para el público, habida cuenta de que
los investigadores ya van a fondos. Hemos tratado de no
repetir materiales, excepto cuando la repetición también
significativa. Hemos tratado de reflejar un buen número de
yacimientos, el máximo posible del territorio, y hemos
tratado de que todo el territorio esté representado. Que
cualquier visitante del territorio se sienta representado en
el museo.
Hemos contado con un elenco -y tengo que agradecer aquí
públicamente cómo se han portado los arqueólogos alaveses y
otros de otros del País Vasco y de otros territorios,
colaborando con nosotros. Más de 50 arqueólogos han trabajado
con nosotros para la elaboración de los contenidos
científicos específicos del nuevo museo, del Bibat.
El discurso es cronológico y temático a la vez. O sea, es
cronológico, pero dentro de ese discurso, de esa historia
cronológica, hemos tratado temas diversos. Se ha llevado a
cabo una criba importante de materiales. Entendemos que al
visitante hay que contarle las cosas muy claramente, y
seleccionando, o sea, haciendo nosotros la selección por él.
Ya saben que el siglo XX se caracterizó porque se hicieron
muchísimos estudios de público, que actualmente también se
siguen haciendo. Y uno de los estudios que están actualmente
más presentes en el montaje de un museo es lo que llamamos el
síndrome de fatiga previo, que es el síndrome que acosa al
visitante cuando entra a un museo, cuando ve la cantidad de
salas que hay, a veces con una cantidad enorme de materiales,
y se siente sin fuerzas para empezar, dice: ¡puf!… Ves una
sala enorme y dices: ¡madre mía!, ¿y por dónde voy a empezar?
Como cuando los que tenemos cierta edad sabemos que cuando
íbamos al Prado antes y nos metíamos en la sala de los vasos
griegos, que son una joya los vasos griegos, pero veías una
infinidad de vasos griegos, y ya al final prácticamente no
mirabas ninguno, porque te parecía que todos eran iguales.
Bueno, pues hemos tratado, por todos los medios, de que en el
Museo de Arqueología de Álava exista ese síndrome de fatiga
previo al contrario, que el visitante, primero, que descubra
las cosas, no que las cosas se le echen encima, que él lo
vaya descubriendo poco a poco, y que incluso cuando salga de
la visita salga con la idea de: mira, he aprendido igual no
muchas cosas, pero algunas cosas muy claramente, y con la
idea de decir: igual hasta vería más… porque le espera otro
museo, el de naipes, por ejemplo. Y porque uno sale con la
sensación como después de una buena comida, no sales lleno
sino, bueno, oye, pues qué bien, y encima como que tampoco
estoy… que salgo bien. Como decía un museólogo, el más
significativo sin duda, el más importante del siglo XX,
Kenneth Hudson, decía: de un museo lo importante es que la
gente salga más contenta de lo que entró. Bueno, pues ya con
eso nos vamos a conformar.
Bien, y después de este excurso que he hecho, sigo.
Hemos hecho una criba importante de materiales, de tal forma
que no creemos que el visitante tenga que seleccionar él. El
discurso museográfico se desarrolla en tres plantas. La
primera planta es para culturas prehistóricas, la segunda,
para culturas protohistóricas y comienzos del mundo clásico,
y la tercera, para culturas clásicas y postclásicas.
En la actualidad les puedo adelantar que todos los materiales
ya están en las vitrinas y en los espacios correspondientes
del nuevo museo, del Bibat. Están absolutamente montadas ya,
en lo que hace a materiales arqueológicos, todas las salas.
La cuarta pregunta sería si los grafitos de Iruña van a tener
un papel en el nuevo museo. El proyecto museográfico del
nuevo museo se llevó a cabo el año0 2005. Desde el mes de
abril hasta el mes de diciembre, hasta finales de año,
estuvimos elaborando el proyecto museológico, el discurso que
iba a regir el nuevo museo. Es el año en que tuvimos las
conversaciones con los investigadores, y elaboramos un
proyecto básico, que fue el que luego se envió a las empresas
que concursaban para ejecutar el diseño museográfico, y que
tuvo lugar el concurso el año 2006.
El 14 de agosto de 2006, se asignó el proyecto museográfico a
la empresa Empty en colaboración con K 6. Bueno, pues a
partir de finales del 2006 es cuando empezamos ya a hacer el
replanteo definitivo. Les puedo afirmar con total
contundencia que nunca, nunca, pese también a las
informaciones que se han dicho, nunca ha estado previsto
exponer en el nuevo museo los grafitos excepcionales de
Iruña. Hemos manejado miles de imágenes, miles de imágenes
tanto para la colocación de materiales en las vitrinas como
para hacer audiovisuales y demás… Pues nunca hemos manejado
imágenes de esos grafitos.
Esta contundencia está apoyada en lo siguiente… es también
muy lógica. El proyecto básico lo hicimos en el 2005, cuando
aún no se conocían los materiales, los grafitos excepcionales
de Iruña. Y después, a partir del 2006, finales, empezamos a
hacer el proyecto desde lo más antiguo hasta lo más moderno.
O sea, empezamos por la prehistoria. Entonces, empezamos
prehistoria, protohistoria, y culturas clásicas. Para cuando
llegamos a establecer el período que correspondería a los
grafitos, que es el mundo clásico, concretamente la escritura
en el mundo clásico, los estudios de la comisión de la que yo
formaba parte, ya estaban suficientemente perfilados como
para no incluirlos. Es decir, que nunca estuvieron presentes.
Pero les voy a decir: sí hay grafitos de Iruña en el museo
nuevo, sí va a haber. Proceden de las excavaciones del doctor
Nieto, de los años 49 a 50. O sea, que sí va a haber
grafitos, como hay grafitos de otros yacimientos, de Arcaya,
de Cabriaza y demás.
Bueno, pues gracias por su atención. Igual me he excedido un
poco en el tiempo, pero haber respondido a las cuestiones que
se me han planteado. Gracias.

Continúa el ASUNTO SEGUNDO (Expediente: 08/C/14/0001456)

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias, señora Baldeón. Seguidamente vamos a abrir un
turno de grupos para solicitar aclaraciones y ampliación de
las informaciones que nos han dado.
Tiene la palabra el Grupo Juntero Mixto.

Interviene D. Aitor Bezares Vargas, del Grupo Juntero Mixto
Ez dugu galderarik. Mila ezker.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión.
Muchas gracias. Tiene la palabra el Grupo Juntero Ezker Batua
Berdeak Aralar.

Interviene D. Iñaki Aldecoa Azarloza, del Grupo Juntero Ezker
Batua-Berdeak/Aralar
Gracias, señor presidente. Egun on, buenos días a todos.
Bienvenida, señora Baldeón. Gracias por su información. Le
voy a plantear dos o tres preguntas, quizá para insistir o
ampliar en parte la información que nos ha dado, porque la
información oral, que es a la cual está sometida esta Cámara,
sobre este tema y sobre todos, siempre deja aspectos en
sombra respecto a una posible… la misma expresión o
información por escrito siempre es más precisa.
Por de pronto, adelanto hago una pequeña introducción para
que se me entienda en qué contexto estoy preguntando, porque
no sé si le he entendido del todo bien.
Me ha parecido entender que cuando hay materiales procedentes
de excavaciones, de acuerdo con la normativa existente, hay
una primera fase de depósito, por así decirlo, de depósito
provisional, y luego hay ya una entrega definitiva que pasa…
hay un período provisional en el cual, aunque estén
depositados los materiales en una determinada área, que en
este caso sería el museo, la propiedad intelectual desde el
punto de vista de su manipulación, procesamiento, y
explotación histórica sigue perteneciendo al director de la
excavación, y luego, a partir de un determinado plazo, eso ya
pasa a poder del museo, que es el custodio y depositario de
ese bien intelectual histórico. Eso, me parece que le he
entendido así… Son importantes los plazos, por lo que voy a
decir a continuación.
Luego también tengo un esquema mental, lo adelanto… Se está
hablando, bueno ha aparecido información de todo tipo,
tenemos el informe de la comisión. Básicamente estamos
hablando de materiales falsificados. Materiales falsificados
pueden ser que han sido totalmente falsificados, que han sido
materiales auténticos manipulados, y por tanto, tienen una
base auténtica, y han sido manipulados, y por lo tanto han
sido contaminados. Y puede haber, dentro de todos ellos,
materiales… por lo menos aquí hemos oído, en esta comisión,
que algunos de ellos son auténticos, tal cual, porque ni
siquiera están manipulados, que son unos cientos.
En consecuencia, y con esto termino la parte introductoria,
es un grave atentado y deterioro del patrimonio histórico
artístico de Álava una posible manipulación y falsificación
de materiales, pero sería todavía más grave que hubiera
materiales auténticos, que vayan a ser desechados porque
están dentro de una contaminación general. Es decir, que
quizá habría que hacer un segundo esfuerzo para depurar y ver
qué materiales, e incluso de los materiales falsificados
cuáles tienen una base auténtica, porque no es la primera vez
en la historia de la arqueología que existen materiales
auténticos, que han sido falsificados o simplemente han sido
deteriorados.
Yo recuerdo haber leído hace poco en algún medio de prensa
cómo en Francia hay unas pinturas, las más importantes de
mamuts, que luego fueron pintados por grafitos, gente que ni
sabía lo que había. Allí está "Pepe quiere a Laura", y debajo
están los bisontes, sin mala intención…
Bien, entonces hecha esta introducción, paso a las preguntas.
Según se nos ha explicado aquí por parte del señor Gil, la
explicación que dio, y luego la comisión previamente, da la
impresión de que la falsificación no se produce en campo sino
que se produce una vez que los materiales están depositados.
Y además se produce porque hay un período… los materiales se
van excavando, al principio no se ve en campo que allí hay
material de un gran valor. Hay zona donde se supone que está
sellada, y todo eso a lo largo de unos seis meses, yo tengo
la idea que he oído, que esos materiales pasan al museo, y
luego, en la fase de clasificación, limpieza, lavado de los
materiales, es donde, según el señor Gil, aparecen los
grafitos, alguno de ellos de gran impacto.
Entonces, en ese período, si eso es así, quiere decir que, de
ser así, la manipulación, de existir, si ha existido, ¿en
dónde se ha producido? Ésa es la pregunta. En dónde se ha
producido, para saber un poco quién lo ha podido producir. Es
decir, ¿eso ha sido dentro físicamente del museo?, ¿cuando el
material sale del museo a determinadas oficinas o lugares y
vuelve? En fin, ¿dónde se realiza esa explotación o
preparación de los materiales y su clasificación y su
identificación? Aunque estimo que, por lo que ha dicho, eso
sigue siendo responsabilidad del director de la excavación,
pero ¿dónde físicamente se realiza?, porque puede ocurrir que
también escape a su control, y haya otras personas que puedan
tener acceso…
Esto, lo siento, tiene aspecto, como un compañero mío que
envió ayer un artículo a la prensa, muy bonito por cierto,
tiene aspecto de una novela policíaca por entregas.
Lo mismo digo respecto al envío de esos materiales que se han
enviado, es público y notorio, a laboratorios externos. Es
decir, que han salido del museo, han ido y han vuelto. Es
decir, que ¿esos materiales han estado fuera del museo?, ¿han
vuelto? O sea, físicamente, en esos meses donde se ha podido
producir las falsificaciones o manipulaciones, ¿dónde han
estado físicamente?
Y, de cara al futuro, me imagino que puede ocurrir lo mismo.
Es decir, en este momento ¿esos materiales son ya
propiedad…?, o sea ya el director de la excavación, aunque ha
perdido los derechos o la concesión de la excavación, ¿en
este momento son ya propiedad exclusiva, a todos los efectos,
del Museo Arqueológico. ¿De cara a un posible análisis nuevo,
más profundo, más detallado, de estos materiales para
intentar separar lo que es auténtico de lo que no es
auténtico, ¿cómo se procedería, y quién sería el responsable
de eso?
Y la última pregunta, usted formaba parte de la comisión. La
comisión evacuó un informe, usted… porque el señor Gil
también formaba parte de la comisión, y le hice la misma
pregunta que le voy a hacer a usted. Es decir, ¿su punto de
vista está recogido al ciento por ciento por lo que se nos ha
presentado como informe de la comisión?, ¿o usted tiene
alguna reserva o algún voto particular que hacer?
Nada más. Muchas gracias.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias. Debido a que puede haber muchas preguntas,
vamos a que vaya contestando a cada grupo, para facilitarte
el tema.

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
Muchas gracias. Gracias por las preguntas.
Me preguntaba dónde se ha podido llevar a cabo la
manipulación, y me ha hablado, me parece, de un plazo de seis
meses.
Es que he dado, igual demasiados datos y muy deprisa, igual
no se me ha entendido bien. Cuando ingresan los materiales en
el museo ya están lavados, limpios, siglados y colocados con
sus fichas en sus bolsitas y demás. O sea, en el museo no se
manipula nunca el material de Iruña, nunca.
El plazo legal que tenían es el legal, o sea, podían haber
entregado, como he dicho, una vez cumplido el año, pasado el
año que tenían de permiso, pero cuando lo hicieron público,
yo le pedí que los depositara en el museo. Los depositó ya
perfectamente lavados, siglados, y registrados, con un
inventario. Un inventario numeral, o sea, como se hace… del
número de registro de la unidad estratigráfica. O sea, en el
museo no se han tocado esos materiales para nada. Se
guardaron, los guardamos en un sitio especial, porque eran
muchas cajas, y le puedo decir que solamente se lo hemos
enseñado esos materiales a Eliseo Gil y a los investigadores
que él ha autorizado, o sea, al señor Santos, al señor
Gorrotxategi, a la señora Pilar Velázquez, a Pilar Ciprés,
otra investigadora… bueno, a todas las personas, los
investigadores, a los que él nos dijo que le no teníamos que
abrir.
Normalmente, él estaba presente, el director estaba presente
en algunas ocasiones, pero cuando ya inició el estudio,
concretamente el profesor Santos y la profesora Ciprés, que
llevaron a cabo el estudio desde octubre de 2006 y a lo largo
de todo 2007, ellos son los que han tratado el material en
exclusiva, dentro del museo, pero nosotros no hemos tenido
absolutamente nada que ver, y le aseguro que ahí no se ha
manipulado absolutamente nada. El material es como llegó.
La segunda pregunta, lo de los análisis. Del museo no han
salido materiales para análisis, porque esos materiales se
analizaron antes, se llevaron antes, no han salido nunca.
Solamente han salido unos materiales que nos pidió la
comisión, y nos pidió concretamente la Diputada de Cultura
para llevarlos a Bilbao a hacer algún tipo de analítica, unos
poquitos materiales nada más. Unos pocos materiales, sí, sí…
no recuerdo si eran ocho, diez fragmentos, una cosa así. Pero
no han salido más.
El primer lote que se llevó, tanto de ladrillos como de…
ladrillos, huesos y cerámicas, los llevaron antes de
depositarlo en el museo. Precisamente, la ley un poco se
fundamenta en esto. Se fundamenta en que antes de que los
materiales entren a los museos, se hayan realizado ya todos
los análisis pertinentes. Seguramente, es por eso por lo que
no se entregan los materiales directamente en el museo, sino
que el arqueólogo, que normalmente está vinculado a una
institución, sea un centro de investigación, la universidad o
lo que sea, los tiene en su centro de investigación, y los
somete a las analíticas que considere oportunas. Y después,
ya los entrega en el museo.
Cuando se entregan en el museo, habitualmente los materiales
tienen ya pocos movimientos. Sí hay movimientos, y de hecho,
actualmente tenemos sobre la mesa uno para hacer un ADN, otro
para tal… de otras excavaciones, pero ya son pocos ¿eh? O
sea, cuando ya se depositan ya están los análisis normalmente
hechos.
La tercera pregunta, me decía, cómo se puede separar lo
antiguo, y lo falso, y demás. Pues eso cuando se haga el
estudio de los materiales. El estudio definitivo de los
materiales, que yo creo que ya lo tiene realizado
prácticamente Juan Santos, y nos dirá cuáles son los
auténticos, los que tienen soporte auténtico, y cuáles son
los demás. O sea, es siempre la investigación la que nos
informa de eso.
Y después, si yo tengo reservas, me ha parecido entender,
sobre los dictámenes de la comisión. Esto es otro de los
temas que, desgraciadamente, se ha comentado también mucho. Y
de verdad que llegado a este punto, me siento… creo que todos
ustedes, o casi todos, habrán visto la película de "La duda",
esa magnífica película, cuando el protagonista le cuenta a la
otra protagonista, le dice: pues mira… -era cura-, pues
mira, vino una vez una feligresa a confesarse, y me dijo:
padre, me confieso de que he murmurado. Y le dijo él, ¿sabes
lo que vas a hacer de penitencia?, mira, te vas a subir al
campanario de la iglesia, vas a ir con una almohada de
plumas, y cuando llegues arriba, la rompes y esparces su
contenido. Entonces, desde arriba, desde la torre de la
iglesia, la pecadora abrió la almohada de plumas y se
extendieron por toda la ciudad. Y el cura le había dicho: y
después, ven a verme. Cuando fue a verle, le dijo: padre, ya
he cumplido la penitencia. Y él dijo: no, no, no, ahora la
penitencia es que recojas todas las plumas, y hasta que no
tengas garantía de que has recogido todas, de que has
recogido todas, no tendrás la penitencia…
Bueno, pues esto es una de las cosas también a las que, de
verdad, yo me he sentido un poco así, que se han dicho. Yo he
firmado todas las actas de la comisión, todas, sin ningún
reparo. Estoy absolutamente convencida de lo acertado de esa
comisión, de la creación de esa comisión que aceleró, de una
forma extraordinaria, el estudio que se estaba realizando, y
que ha servido para aclarar, con mucha celeridad, los
extremos que a todos nos tenían perturbados sobre el
yacimiento de Iruña. He firmado todas las actas, de principio
a fin, todas. No he intervenido nunca, porque yo, en la
comisión, tenía el papel de custodio. A mí me nombró la
diputada como representantes del museo, y yo estaba allí para
atender a los requerimientos. A mí se me decía: van a ir a
analizarlo este señor, tienen preparado tal… o prepáranos…
Cuando se me dijo: prepáranos unos materiales porque queremos
comparar los grafitos de Iruña con grafitos de otros
yacimientos, por ejemplo.
Bueno, pues eso era mi papel: custodiar los materiales y
atender a lo que la comisión me dijera en ese sentido.
Solamente dije, y lo mantengo además, dije que me parecía que
no se debía utilizar la palabra "fraude", porque era una
calificación legal. Dije, bueno, ¿eso no es mejor que lo diga
un juez? Nosotros somos especialistas, yo no soy especialista
en época romana ¿eh?, yo soy especialista en paleolítico,
pero bueno… Pero desde el punto de vista, yo como responsable
del museo, y otros como responsables del mundo romana, tenían
que decir que… el dictamen es: no, no, éstos no pueden ser de
época romana. Pero esa palabra me parecía que era de
calificación legal. Eso fue.
Y reitero rotundamente: estoy absolutamente de acuerdo, como
no puede ser de otra manera, con el dictamen de la comisión,
y he firmado del primero al último todas las actas, sin
absolutamente ningún reparo.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias. Tiene la palabra el Grupo Juntero Eusko
Alkartasuna.

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
Egun on, guztioi. En primer lugar, agradecerle su presencia
ante esta comisión. Aunque yo reconozco que, a nivel personal
por lo menos, le he echado de menos en alguna comparecencia
anterior con estos mismos temas. Como bien ha dicho el señor
Aldecoa, esto parece una novela por entregas, y yo creo que
al final, tal vez se hubiera acallado la rumorología, si en
ocasiones anteriores, el mismo día 19, como miembro de la
comisión y demás, hubiera venido a estas Juntas y hubiera
podido expresar su opinión sobre los temas que se estaban, de
alguna manera manifestando en aquel momento.
Tengo también que reconocerle su trabajo y dedicación durante
las últimas décadas al pie del museo, en toda la actividad,
tal como usted reconoció al recibir la Medalla de Oro de la
ciudad, como directora del Museo de Arqueología, y como
promotora de la arqueología alavesa.
Pero yo creo que el tema es complejo, y merece la pena
ciertas reflexiones a aclarar en todo este tema. Este tema no
es el primero que se produce en Álava. Hace ya
aproximadamente unos veinte años, nos salpicó el tema de
Zubialde, en la época del señor Ramos como diputado. Y dentro
de sus propias palabras en aquella época, Zubialde parecía
ser la Capilla Sextina del Paleolítico, y terminó siendo una
gran chapuza.
Nosotros, por lo menos yo, desconozco la situación actual del
expediente administrativo que está tramitando Diputación, y
por lo tanto, yo creo que nos vamos a referir, o mi
intervención fundamentalmente va a ir, de una manera
cronológica, a los diferentes pasos que ha habido con estos
temas, porque, como bien ha dicho usted, al final es un tema
farragoso, es un tema complicado, con muchas fechas y con
muchos datos.
Pero, cronológicamente, por iniciar el proceso… usted ha
comentado que debiera de haberse creado un Servicio de
Arqueología, porque es necesario y demás. Yo quiero recordar
que allá por el año 88, coincidiendo con su mandato como
directora, existía un Consejo Gestor de la Arqueología de
Álava, que en aquella época era puesto como modelo de gestión
del patrimonio, y sin embargo, desapareció, se disolvió, y se
creó un nuevo modelo -y le repito que era su época como
directora- se creó un nuevo modelo que es el que ha pervivido
hasta la actualidad.
Entonces, no sé, a uno se le queda cierta cara de
desconcierto, cuando algo que usted pudo haber creado, y no
lo creó, sino que cambió el sistema que había entonces, ahora
plantea que debiera de existir un… creo que ha dicho usted un
servicio de arqueología, y yo entiendo que usted es una de
las principales protagonistas de que ese servicio de
arqueología no se creara en su momento, y se disolviera otro,
y estemos ahora en la situación que estamos.
Pero en fin, hubo una Junta de Arqueología de Álava, creada
por Don Pedro Ramos, cuando era Diputado de Cultura, allá por
el año 92, que es la que se creó a consecuencia del engaño de
Zubialde, y duró hasta el final de la legislatura del señor
Ramos, hasta el año 95, si no estoy yo mal informado, y de la
documentación que hemos podido analizar. Por tanto, esa Junta
de Arqueología, de alguna manera no pervivió en el tiempo
para llegar al tema de Iruña-Veleia.
La historia reciente de Iruña-Veleia, y corríjame si me
equivoco, comienza en el año 2001, cuando se presenta el
proyecto de Iruña-Veleia Tercer Milenio. Se aprobó al año
siguiente, en el año 2002.
Sin embargo, en las exposiciones que el señor Gil hizo aquí
hace un mes, continuamente se refería a un comité técnico,
que no llegamos a entender muy bien cuál es el comité técnico
que pervivió, porque, que nosotros conozcamos, ese grupo del
año 2001, estaba compuesto por el profesor Santos Yanguas, el
señor Gil, Don Félix López y usted mismo. Se reunió con
alguna asiduidad en el año 2001 y 2002. En alguna de esas
reuniones asisten, aparte de los anteriormente mencionados,
la doctora Fernández Ochoa y el doctor Stefan Schroeder, que
es, por aquel entonces, director de Cultura Clásica del Museo
del Prado.
Ustedes, en esas reuniones, aparte de concederle el permiso
de excavación al señor Gil, le proponen al entonces diputado,
Don Pedro San Cristóbal, la creación de una, podríamos decir,
comisión científico asesora compuesta por ustedes mismos, que
el señor San Cristóbal rechaza con firmeza, y desecha
totalmente esa propuesta. Por lo tanto, esa comisión es
desautorizada desde su inicio, y no llegó a existir. Hay que
dejar claro que esa comisión nunca se llegó a crear. No
obstante, aparentemente, por lo que deduzco, o por lo que se
puede deducir, de lo que planteó el señor Gil en ese mismo
sitio, parte de ese grupo continúa reuniéndose con cierta
asiduidad.
¿Es usted consciente de que se han reunido en alguna
situación más para analizar tema de Iruña Veleia esa comisión
y, en su caso, quién autoriza esas reuniones, quién las
convoca, y quién asiste? Porque era una comisión que, como ya
he dicho, no existía.
Nosotros sí estamos de acuerdo en que hay que reestructurar
la arqueología alavesa, y de hecho, en la anterior
legislatura hicimos una propuesta de norma, que era el tema
de Arquearaba, que no era más un organismo que aglutinaba
todo el entramado arqueológico de Álava, y sin embargo, las
Juntas Generales, con todo el poder, lo rechazaron en su
momento.
Vayamos al año 2007…

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Un momentito… sabe que no caben observaciones ni posiciones
de grupo…

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
No estoy planteando ninguna observación…

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Bueno, acaba usted de decir que nosotros… bueno, en fin,
vamos a dejar…

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
Porque coincido con ella en que la arqueología alavesa
necesita una reforma.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Bien, bien, pero por favor, vamos a ver si podemos ir a las
preguntas un poco más concretas, pero sobre todo, para
facilitarle también la respuesta a la compareciente

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
En el año 2007 se marchan los tres único arqueólogos, excepto
el equipo directivo que existía en Iruña Veleia. Por sus
relaciones, supongo que tuvo conocimiento de ese hecho, de
primera mano, y los motivos que provocaron esa marcha.
¿Se puso usted en contacto con ellos para conocer cuáles eran
los motivos de su marcha, precisamente en el momento más
dulce del proyecto, a la vista de los hallazgos que ya eran
públicos?
¿Por qué no informó inmediatamente de lo que sucedía al
Diputado, el señor Verástegui?
¿Por qué el señor Verástegui tuvo que enterarse de forma
informal en una presentación distinta sobre la excavación,
varios meses más tarde, de lo que estaba sucediendo o de lo
que acababa de suceder unos meses antes en Iruña-Veleia?
El señor Gil recibía, de forma habitual en el yacimiento, a
muchos profesionales y políticos, y usted, en la mayoría de
los casos, ejercía de anfitriona. ¿Tiene conocimiento de que
a esas personas se les grabara en video sus apreciaciones
sobre algunos grafitos?
¿Conoce usted si esas opiniones grabadas, favorables en
relación a la autenticidad, han sido utilizadas
posteriormente como grabaciones comprometidas para la
autentificación de los grafitos?
¿Podemos conocer algún ejemplo, algún nombre que usted
conozca que haya sido grabado de esta forma en su presencia o
con su consentimiento?
Usted ha comentado que no tiene ni competencia ni
responsabilidad en la investigación de los materiales de
Iruña-Veleia. Usted, que en teoría es la responsable del
museo, y de alguna manera ha sido protagonista también de
todo lo ocurrido en el oppidum de Iruña, entendemos que
también habrá tenido algo que decir o algo que ver, o debiera
de haber tenido algo que decir o algo que ver en todo este
tema de los grafitos depositados.
Usted ha comentado que, simplemente, ha sido la depositaria,
pero yo entiendo que algo más debería de haber sido exigible
sobre los temas de los grafitos y sobre el escándalo de
Veleia.

Interviene Dª Mª Dolores EscuderoFernández, de Grupo Juntero
Socialistas Vascos
Señor presidente, ésta es una valoración clarísima.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Centre, por favor, las preguntas.

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
¿Tiene conocimiento de que se hayan sacado materiales
depositados en el museo con anterioridad a la creación de la
comisión de investigación del año 2008?
¿Ha tramitado alguna autorización de salida de estos
materiales con fechas anteriormente citadas?
¿Ha comunicado a los responsables de Cultura del Gobierno
Vasco y de la Diputación de los movimientos de materiales que
se han producido?
¿Tenía usted algún tipo de autorización para consentir el
traslado de piezas arrogándose competencias exclusivas del
Gobierno Vasco y de la Diputación?

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Vaya un poco más lento, porque no le da tiempo ni a apuntar.

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
Nosotros, de la exposición que hizo el señor Gil aquí,
deducimos que parte de los materiales del señor Gil, el señor
Gil se los entregó al señor Cerdán, para ser enviados a
laboratorios europeos. Desconocemos qué tipos de análisis se
solicitan, y cuáles son los resultados de los mismos.
Entendemos que de esa deducción, o de esa exposición que hace
el señor Gil aquí, esos materiales ya estaban depositados en
el museo cuando salen hacia los laboratorios europeos. Es por
lo que le he hecho las preguntas anteriores.
Sin embargo, usted no informa de todo esto a los responsables
de Diputación.
¿Ha realizado usted algún tipo de investigación que corrobore
la autenticidad o no de las piezas de Iruña… aunque sea sin
mandato de nadie, simplemente a nivel personal?
Le digo eso porque hace unos meses apareció un artículo de
Don José Ramón Díaz de Durana, catedrático de Historia
Medieval de la UPV, y en prensa dijo: ¿acaso la dirección del
Museo de Arqueología no emitió ningún informe sobre el que se
cuestionara semejante barbaridad? Me alegraría saber que se
consultó a profesionales externos conocedores de los temas
sobre los que los especialistas se planteaban dudas. Pero
cabe temer, y éste es el segundo hecho, lo peor, esto no es
la primera vez que sucede, los responsables del museo también
aceptaron como preguntas genuinas las pinturas de Zubialde,
que más tarde resultaron ser una burda falsificación. Eso es
opinión publicada en un periódico, de un catedrático de la
UPV.
Con fecha 8 de junio de 2006 se presentan públicamente en el
Gran Hotel Lakua los hallazgos del primer conjunto de piezas
de Iruña Veleia. Y pocos días después son publicadas, a
través de unas filtraciones a la prensa, la existencia de
otro segundo conjunto, que son las piezas que tienen textos
en euskera.
Por aquella época -les recuerdo que es junio de 2006-, se le
entrega a usted un informe firmado, que pone en tela de
juicio la autenticidad de lo presentado. ¿Es cierto?
Concretamente, del conocimiento que tenemos nosotros se le
entrega uno realmente crítico, que es del señor Gorrotxategi.
¿Qué hizo usted con ese documento? ¿Lo tramitó? ¿Lo envió a
sus superiores? ¿Lo envió a algún organismo? ¿Cuándo lo ha
tramitado o cuándo lo ha enviado o cuándo ha comentado este
tema?
Usted se reúne por esas fechas, el año 2006, tanto en el
museo como en el propio yacimiento, con diversos y
prestigiosos profesionales: el señor Gorrotxategi, la señora
Isabel Velásquez, Juan Carlos Elorza, Ramón Teja… Alguno de
ellos exponen claramente la imposibilidad de validar esos
hallazgos, bien le exponen la necesidad de analizarlos
científicamente y con más profundidad, incluso le hablan ya
de falsificación e imposibilidad de ciertos grafitos.
¿Por qué no pone en conocimiento de los responsables de
Diputación esas reuniones y lo que en ellas se plantea? ¿Por
qué oculta las conclusiones a los responsables de Diputación?
¿No son suficientes, en su opinión, las manifestaciones
expresadas por esos profesionales para haber tramitado con
urgencia una comisión científica que aclarara las dudas? ¿Qué
interés podía tener, para acallar posturas que ponían en tela
de juicio la validez de los grafitos?
Señora Baldeón, usted ha participado en múltiples reuniones
con el señor Gil, ha criticado a los científicos que ponían
en duda los hallazgos, ha participado en ruedas de prensa con
el señor Gil y el señor Cerdán, ha participado en
conferencias con el señor Gil, ha criticado la creación de
una comisión científica por la actual diputada, ha
manifestado en público, el día 20 de noviembre, al día
siguiente de la comparecencia, en estas Juntas, de la
comisión, que estaba en contra de las conclusiones que la
comisión científico asesora había planteado. Sin embargo,
usted ha manifestado hoy mismo que está de acuerdo, y que ha
firmado todas las actas una por una.
¿Sigue pensando que son verdaderos los grafitos? Porque ahora
vamos a la parte más reciente de toda esta historia. Usted,
cuando se creó la comisión, se les dijo a todos los
participantes que aportaran todos los informes, documentos,
cartas, que tuvieran, relativos al tema de Iruña-Veleia.
¿Usted informa y aporta el documento que personalmente le
entrega el señor Gorrotxategi en junio de2006?
¿Informa o aporta documentos en las sucesivas reuniones que
ha tenido con personalidades e investigadores que antes hemos
comentado?
¿Es cierto que usted, junto con el señor Eliseo Gil, eran los
promotores de una publicación sobre los grafitos de Iruña-
Veleia, por cierto, sin autentificar y sin la autorización de
los responsables del Departamento de Cultura?
¿Es cierto que, siendo ustedes los promotores, le encargaron
a su marido el diseñó de tal publicación?
Usted sabe que su hermano, Xabier Baldeón, era el diseñador
gráfico, llamemos oficial, de todos los documentos, de toda
la línea divulgativa, trípticos, folletos, cartelería de
Lurmen, Sociedad Limitada.
¿A quién encargó, antes de la primavera de 2008, diseñar,
documentar el planteamiento científico relativo al mundo
romano de Iruña Veleia para el nuevo museo que se inaugurará
en los próximos meses?
¿Podríamos disponer de los textos y del contenido del video
preparado a tal efecto?
Usted ha dicho que no existía una vitrina en el nuevo museo,
sin embargo, era público -y es una pregunta que también le
trasladamos al señor Gil en su día-, era público que había
una vitrina para los materiales grafitados excepcionales
procedentes de la domus de Pompeia Valentina.
Desconocemos qué le ha llevado a prestar y mantenerse en esta
posición tan activa con el tema del yacimiento. Desconocemos
qué le ha inducido a realizar esta serie de actuaciones, a
nuestro entender no del todo regular. No sabemos qué
intereses defendía, si los de los alaveses y alavesas u
otros. Pero bueno, espero que por lo menos nos pueda aclarar
algunas dudas en base a todo lo que le hemos planteado.

Continúa el ASUNTO SEGUNDO (Expediente: 08/C/14/0001456)

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
¿Ha terminado?…
De todas formas, le tengo que indicar que la alusión al
hermano de la compareciente, al menos son de mal gusto. No
entiendo qué tiene que ver una cosa… no, no le voy a dar la
palabra…
De todas formas, sí es cierto, a pesar de que yo no creo que
tenga nada que ver que el hermano haya estado trabajando, en
lo que sea, en una empresa, etcétera, etcétera, para que
salga aquí ese tema. Me parece que, por lo menos, yo creo que
usted debía retirarlas, porque es una cosa que no lleva a
nada, y creo que puede ser incluso un poquito de mal gusto.
Nada más.

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
¿Me da la palabra?

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Sí.

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
Yo, simplemente he intentado demostrar que había ciertas
uniones, incluso familiares, a los alrededores de Iruña-
Veleia con la señora Baldeón.

Interviene Dª Mª Dolores Escudero Fernández, de Grupo Juntero
Socialistas Vascos
Señor presidente, eso sí que ya es el colmo…

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
No, no, no… mire, yo creo que ahora mismo acaba de ser
todavía… ha sido peor, porque esto no es ningún juicio.
Entonces, aquí está una señora para responder a sus
preguntas, y a las de todos los grupos políticos, pero desde
luego creo que los familiares, etcétera, etcétera, de unos o
de otros, tienen que estar fuera del tema, y si no podemos
solicitar la comparecencia del familiar.
Tiene la palabra, señora Baldeón.

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
Le voy a contestar a las preguntas. Si no he tomado nota de
alguna, por favor, ya me la recordará.
Primero me dice que me han echado de menos en la comisión.
Pues mire, es que nunca he sido invitada a comparecer en esta
comisión hasta ahora. Y de hecho, me imagino que esto puede
ser respaldado por el presidente de la mesa o por quien
corresponda. No fui invitada. La Diputada, a su criterio, me
imagino que muy bueno, eligió a cinco personas de la comisión
para asistir, y yo no fui invitada entre esas personas.
A última hora, cuando salían ellos, cuando acabamos la
comisión en la Diputación, la Diputada me dijo literalmente:
¿Vienes a Juntas?, ¿vienes a Juntas?… yo no estaba entre la
relación de invitados. Y me quedé sorprendida, no me dio
tiempo ni a responder. Y me dijo literalmente: "no te
preocupes, ya te lo contaremos". Perdone, no sé su apellido,
pero… bien, pues, señor Martínez, tengo un testigo: eso es
perfectamente comprobable, y simplemente pregúnteselo a la
señora López de Lacalle. Así fue, nunca he sido invitado.
En el tema de Zubialde. Pues sí, mire, yo estaba en el tema
de Zubialde, porque es que yo llevo en Arqueología 31 años,
como profesional y al frente del museo. Pero es que llevo 6
más, o sea llevo 38 años en la arqueología alavesa, y
evidentemente, he estado relacionada con todo lo bueno y con
todo lo malo que ha pasado en la arqueología alavesa. También
con el caso de Zubialde. Es absolutamente incierto que yo
dijera nada de la Capilla Sextina. Eso es una valoración que
hizo el político en su momento. Yo nunca he dicho eso, y
puede ser contrastable también, si mira en la hemeroteca. Es
así. No es su confusión o ha querido decirlo, pero yo no dije
eso, jamás se me ocurriría a mí decir una cosa semejante.
La comisión de Zubialde fue impecable, impecable, impecable.
Sí, yo era directora entonces, y fue impecable. Se nombró a
tres catedráticos, que era lo mejor, no ya del País Vasco
sino del mundo, en el conocimiento de Historia del Arte en
ese momento, que eran: el catedrático de Historia de la UPV,
profesor Barandiarán, catedrático de Prehistoria de la
Universidad de Deusto, profesor Apellániz, y un paleontólogo,
es decir, especialista en animales prehistóricos, el
catedrático de la Escuela de Magisterio, profesor Altuna, de
San Sebastián. Tres personalidades incuestionables, y
seguramente lo mejor de Europa, es decir, lo mejor del mundo
en ese momento, el año 92.
Esa comisión dictaminó lo que dictaminó en un primer momento.
Y pocos meses más tarde, la misma comisión dictaminó lo
contrario. Había habido unos errores en las analíticas, y
todo había llevado a una confusión que se subsanó, y se hizo.
Y los expertos lo comentan, que se hizo el mejor estudio y la
mejor valoración que se puede hacer de una cueva de arte
paleolítico en ese momento.
El fenómeno de Zubialde si no fuera -y lo voy a decir
claramente- si no fuera porque de vez en cuando salen en la
prensa noticias, nos lo recuerdan con mucha frecuencia, como
si fuera una cosa estupenda, no se acordaría ya nadie, porque
se subsanó en pocos meses.
Le voy a decir, Zubialde no tuvo nada que ver en la
arqueología alavesa, porque después de Zubialde la
arqueología alavesa ha tenido, seguramente, los mayores
logros. O sea, que no tuvo nada que ver, y excepto por la
machaconería de la prensa, que es lo suyo, y de vez en cuando
lo recuerdan, ya nadie se acordaría de eso, porque ocurrió
hace muchísimos años. Me reitero en que fue un procedimiento
impecable, y ahí está.
Cuando yo llegué a la Dirección de Patrimonio Cultural, que
era así mi denominación… primero quiero decir que usted me
está achacando cosas que son propias del máximo jefe, que era
el diputado de turno, pero tampoco me voy a exonerar de lo
que me corresponde. Efectivamente, sí, porque yo le
influenciaba, y yo, de alguna manera, le informaba porque yo
era doctora en Arqueología entonces ya, y le informaba de lo
que pasaba en Arqueología.
Se está usted refiriendo a un servicio gestor que no es otro
que el Consejo de Cultura creado en el año 64, que venía
existiendo ya desde antes, pero conformado oficialmente el
año 64. Ese Consejo de Cultura de Arqueología estaba
absolutamente obsoleto, y no fue solamente que ese Consejo se
considera que se debe cambiar por otras estructuras más
novedosas, más adecuadas a los tiempos, sino que, junto con
la Sección de Arqueología desaparecen también otras
secciones: de naturales, de setas, de no sé qué… o sea, todo
lo que había en el Consejo de Cultura.
El Consejo de Cultura era un organismo en aquella época que
había cumplido su misión, pero que realmente nació cuando
había plenas competencias en Álava, en cultura, pero nació
cuando aquí no había una universidad, cuando aquí no había
otros elementos, y cuando eran realmente los que se ocupaban
de la arqueología aquí. Entendimos que eso se podía llevar,
se debía llevar por otros cauces, y entre ellos, por ejemplo,
por los cauces oficiales, porque estábamos ya, o sea el año
88, curiosamente ya teníamos las competencias oficiales, ya
estaba el Estatuto de Autonomía, y demás, y faltaba… estaba a
punto ya, como ocurrió poco tiempo más tarde, el año 90, la
Ley de Patrimonio Cultural Vasco.
Es decir, que yo no sé si usted conoce cómo funcionaba el
Consejo de Cultura, pero mírelo, qué gente estaba, qué
profesionales estaban y demás, qué titulaciones y cómo era
aquello.
La Junta Asesora de Arqueología no se si se crea o no con
motivo de Zubialde, pero la Junta Asesora de Arqueología se
crea el año 92. Una junta que, entre otras misiones, tenía la
de asesorar a la Diputación precisamente para resolver
cualquier cuestiones, para apoyar a la poca estructura que
teníamos en cuestiones de arqueología. Ese año solamente
estábamos dos técnicos: Elisa García y yo, en Arqueología, y
entonces la Junta Asesora se reunía fundamentalmente para
permisos de excavación y demás.
Bueno, pues le voy a decir una cosa, esa junta fue la que dio
el permiso de excavación de Iruña, porque a usted le fallan
los números: el primer permiso de excavación que tuvo el
señor Eliseo Gil fue el año 90. Si luego me permiten, lo
puedo contar detalladamente como fue todo, y mi actuación
desde el año 89 hasta el 2008. El primer permiso de
excavación que se le da al señor Gil es el año 90, y el
segundo, el que inicia las actuales excavaciones, ¿sabe qué
año es?, el año 94, el año 94, y de esto tengo testimonios. Y
tengo también testimonios de cómo el museo se ha opuesto
siempre a esa excavación, a ese permiso.
Lo del comité técnico, nosotros no tenemos… en el museo no
tengo ni idea del comité técnico creado por el señor San
Cristóbal o al que se opuso el señor San Cristóbal. Yo
solamente sé que, efectivamente, lo que ha comentado el señor
López, el señor Juan Santos y yo nos hemos reunido, a
petición de Eliseo Gil, porque teníamos que informar -ya digo
que fuera de mis funciones, pero teníamos que informar- sobre
las excavaciones, sobre los permisos y sobre los informes
preliminares del año anterior, y entonces, ¿nos hemos reunido
alguna vez? Si, efectivamente, pero ni como comisión técnica
ni como nada, simplemente en la responsabilidad que teníamos
cada uno.
Que el señor San Cristóbal se negara a crear una comisión
técnica o lo que sea, pues yo no tengo ninguna referencia de
eso, ni par bien ni para mal, no tengo ni idea. ¿Quién
convocaba esas reuniones? No tengo ni idea. Yo solamente me
he reunido alguna vez, y he ido con mi jefe de servicio,
cuando se trataba de aprobar el informe preliminar del año
anterior de la excavación de Iruña, e informar sobre las
excavaciones del año siguiente. Y nada más
Que se marcharon los arqueólogos, yo me enteré como todo el
mundo, por la prensa. Y le voy a decir: sí vinieron al museo,
sí lo supe porque al cabo de unos meses vinieron al museo. ¿Y
sabe qué recuerdo yo de aquella reunión? Por supuesto, no me
trajeron ningún escrito, no creo que acostumbran, vinieron
¿sabe a qué?, a ofrecerme sus servicios. Me dijeron que se
habían marchado del yacimiento y que eran arqueólogos, y me
dijeron que si la Diputación tenía en algo que trabajar, que
ellos se ofrecían, que iban a crear una empresa de
arqueología, y que se ofrecían a trabajar.
Eso es lo recuerdo de la reunión. Seguramente me hicieron
alguna crítica, porque es lo lógico. Hombre, se marcharon…
pues algo criticarían, seguramente, del yacimiento. Pero en
ningún caso me pareció nada importante ni nada de lo que
tuviera que dar cuenta. Lo que sí recuerdo muy bien es que me
ofrecieron su trabajo.
A ver, yo no he ejercido de anfitriona, y una vez acompañé,
efectivamente, a la gente que usted comenta. Una vez iban a
visitar el yacimiento el señor Teja, el señor Álvarez, y les
iban a acompañar el Diputado de Cultura y el señor Juan
Santos. Realmente, el anfitrión, el que conocía realmente al
señor Teja y a dos italianos cuyo nombre y apellido no
recuerdo… era una señora Carelli y otro señor, dos
especialistas en Historia de las Religiones, les iban a
acompañar ellos al yacimiento. Les iban a acompañar el
Diputado y el señor Santos. Bueno, pues ninguno de los dos
pudieron, y me tocó acompañarles a mí, pero fue un
acompañarles, porque seguramente no sabían ni dónde estaba el
yacimiento.
Estuve con ellos en la visita, sí, efectivamente. Y
efectivamente, soy testigo de que todos ellos hablaron, desde
el director de la excavación les solicitó que dieran su
opinión, y les grabaron un video. Ese video nunca lo he visto
yo… o sea, yo sí que estuve presente mientras se grababa, que
fue en el yacimiento al exterior, y de las opiniones, pero
ese video jamás lo he visto, no se ha depositado en el museo,
no tengo ninguna idea de lo que se ha hecho con él. No tengo
ni idea.
No sé si ha dicho la palabra "que se le forzó" a ellos a
hablar, o con mi consentimiento o no sé qué… vamos, eran
gente totalmente adulta, responsable, eran catedráticos, eran
gente preparada, consciente. Si ellos se prestaron a hablar
delante de una cámara, usted comprenderá que yo qué iba a
decir, nos les iba a decir "no habléis" o "hablad"… de
ninguna manera, pero de ninguna manera.
Me dice si tengo algo que ver, que es exigible que… he tomado
esta nota, que se puede pedir algo más sobre Iruña, alguna
intervención más. No sé si usted se olvida que yo soy, a
nivel de escalafón, la cuarta. Que hay un diputado, un
director, un jefe de servicio y yo. A mí se me puede exigir
en cuarta posición, pero desde luego yo no voy a asumir la
primera posición, ni la segunda, ni la tercera, asumiré la
cuarta, y cuando establezcamos responsabilidades, yo diré:
sí, a la cuarta, aquí estoy, pero la cuarta.
No se han sacado… repito, nunca se han sacado materiales para
análisis después de ser depositados, nunca. Las analíticas se
hicieron y se pagaron antes del 6 de junio, o del 8 de junio,
de 2006. Así, con esta contundencia. Solamente han salido
materiales de los grafitos cuando la comisión pidió, pero muy
tarde ya, a instancias de la Diputada… vamos, exactamente
ella no lo pediría, la Diputada lo autorizó, por supuesto,
grafitos de Iruña y de otros yacimientos para comprobar cómo
eran, y si se podían establecer alguna relación, y si se
podía ver alguna pauta para distinguir esos conjuntos.
Recuerdo que yo preparé los materiales, se los pasé al jefe
de servicio y le dije: oye, tenéis que hacer… porque era muy
urgente, muy urgente, y de le dije: oye, le recordé al jefe
de servicio, oye, hay que pedirlos al Gobierno Vasco. De eso
sí que me acuerdo, mire. Porque me los pidieron con toda
rapidez, de un día para otro, y le dije: oye, hay que pedir…
"no te preocupes, ya me encargo yo de la gestión", literales
palabras de mi jefe de servicio. Los únicos materiales que
han salido, los únicos.
"Me he arrogado esas competencias", tengo aquí escrito, no
tengo ni idea… ¡ah!, bueno, de salir… Ya les digo que nunca,
nunca, al revés. Yo le entregué los materiales y le hice esa
reflexión.
Yo no he encargado ningún estudio, porque, vamos a ver, es
que yo no tengo que encargar ningún estudio, y porque yo
sabía… Yo no he encargado ningún estudio, pero mire, me
consta que desde octubre de 2006 el material de Iruña estaba
en estudio. Aquí se nos ha olvidado a todos que en octubre
del año 2006, el profesor Santos ya estaba trabajando con los
materiales, y que el profesor Santos y la profesora Ciprés
estaban llegando a conclusiones a finales del año 2007, las
mismas que después, de una manera multidisciplinar, acertada,
y mucho más rápida, ha llegado a la Comisión de Iruña.
Pero es que el profesor Santos, que era al que competía la
lectura, porque era el especialista en epigrafía, la primera
labor que había que hacer, que era leer los materiales, ya
estaba haciéndolo en octubre del año 2006.
Mire, de la publicación yo no he promovido, en absoluto,
ninguna publicación sobre Iruña, en absoluto. La promoción
viene directamente -y yo creo que así se ha reflejado,
incluso en algún medio… bueno, de cualquier forma, es así-,
la publicación viene de parte del anterior Diputado de
Cultura. La solicitud que le hizo el Diputado de Cultura, o
que le pudo hacer a mi marido, de muy mal gusto, por favor,
llámele el doctor Miguel González de San Román, por favor,
llámele así, al doctor Miguel González de San Román, que sí,
tengo la suerte de que sea mi marido, que por otra parte, es
premio de Euskadi de edición por sus libros, y que ha
recibido muchísimos premios en ediciones de libros, se le
encargó, efectivamente, al doctor Miguel González de San
Román, se le encargó, vamos, se le encargó… le debieron
comentar a ver si hacía la publicación. Llámenle si quieren
que comparezca aquí, pero, por favor…
En cuanto a Xabier Baldeón, también, por favor, llámele así,
aunque es mi querido hermano pequeño, ha sido, desde
Diputación, desde la especialidad de Didáctica, desde la que
le han encargado la difusión, a la elaboración, de algunos
folletos y catálogos para hacer Iruña. Jamás, jamás, he
firmado y, por favor, que quede constancia, jamás yo le he
encargado nada a mi hermano, ni he firmado el visto bueno de
ninguna factura que haya hecho la empresa de mi hermano,
nunca jamás, que por cierto se llama XB. Jamás yo he dado el
visto bueno a una factura. Sí se que han trabajado con mi
hermano, evidentemente. Pues pida cuentas, o pida facturas o
pida… cómo se hizo, a la jefatura del Servicio de Patrimonio
Histórico Artístico y Arqueológico a ver cómo se ha hecho
eso. Eso, realmente, señor Martínez, ha sido un golpe
bastante bajo.
También le voy a decir que sí, que mi hermano hizo, fíjese,
la cartelería, que igual no lo sabe, de la exposición del
Canciller Ayala, y que, curiosamente, eso era a mitades del
2007, y fíjese, el Departamento, a mitad de 2007, creía
firmemente en Iruña porque uno de los carteles era del de
Vitae, unos de los falsos grafitos de Iruña. Señor Martínez,
ha sido un golpe muy bajo.

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
Responderé luego, por alusiones.

Continúa Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo de
Arqueología
¡Ah!, perdón, no he dicho nada de lo del señor Durana. El
señor Durana, como creo que he podido demostrar, catedrático
de Historia Medieval, que nunca ha tenido ninguna relación
con el Museo de Arqueología ni, que yo sepa, con la
arqueología alavesa, desconoce, voy a decir, desconoce los
procedimientos, como lo he podido demostrar.
O sea, simplemente eso. Sabrá mucho de Historia Medieval, de
historia de fuentes, pero de procedimientos arqueológicos
relacionados con el museo no conoce nada. Y de hecho, le
digo, yo no tengo por qué exigir ni pedir ningún informe de
los materiales que entran en el museo procedentes de
excavaciones. Cuando se haga la memoria, entonces es cuando
yo optaré por exponerlos o por no exponerlos. A la vista de
lo que se me informe, los catalogaré de una manera o de otra,
pero en ningún caso, antes.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias.

Interviene D. Patxi Martínez de Albéniz Casi, del Grupo
Juntero Eusko Alkartasuna.
Señor presidente, no ha contestado a una batería de preguntas
sobre el asunto de la carta del señor Gorrotxategi.

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
Perdón, sí. Efectivamente, sí, sí, sí… Vamos a ver, cuando se
presentaron los hallazgos, a los pocos días hubo una
filtración, creo que el día 15 hubo una filtración, en el
sentido de que había algunas palabras en euskera. Eso fue el
día 15… bueno, pues me llamó el profesor Gorrotxategi
bastante enfadado por aquella filtración, y me comentó que
había que reunirse, me dijo: bueno, esto hay que
solucionarlo, tenemos que… Entonces, reunió él a los
especialistas, concretamente al señor Enrique Knörr, porque
eran los dos de euskera, y al director y la subdirectora o la
codirectora de Iruña.
Entonces, ellos fueron llegando al museo, iban viniendo a mi
despacho, y al final, casi la reunión tuvo lugar de una forma
natural en mi despacho, porque ellos sí veían a reunirse
allá, porque era un poco el centro que les pillaba a todos
mejor, ni en la facultad ni en el yacimiento, sino allá.
Entonces, yo recuerdo que estaban muy enfadados por aquella
filtración, y decidieron presentar. Dijeron: vamos a
presentar algunas palabras que no nos comprometan -eso fue lo
que lo que comentaron- que no comprometan, que no nos
comprometan a nadie, y vamos a pedir, sobre todo, tiempo para
estudio.
Entonces, se presentaron una serie de palabras, a los pocos
días y demás. El Diputado de Cultura iba a asistir, al final
no pudo asistir a aquella presentación… eso fue el día 16, me
parece, cuando dijeron ante la prensa, el señor Gorrotxategi,
el señor Enrique Knörr y demás, que aquello era fiable, que
lo de euskera era también fiable, que estaban de acuerdo y
demás.
A los tres días me llamó el señor Gorrotxategi diciéndome que
estaba muy preocupado, que tenía que hablar conmigo y demás.
Entonces, él estaba preocupado por el tema del euskera, no
del resto de los grafitos, sino concretamente de los grafitos
en euskera. Entonces, me trajo un sobre cerrado, y me dijo
literalmente: bueno, yo te dejo esto aquí para cuando sea
necesario, ésta es mi opinión. Y él no recuerdo si me leyó, o
me contó el contenido de la carta, pero el tema era que
estaba muy preocupado, que había algunas cosas que no le
cuadraban, que igual era todo bueno y que sería una enorme
alegría para el euskera y demás, pero que igual no era buena,
y que había que tomar alguna medida.
Efectivamente, claro que tomé en consideración la información
del señor Gorrotxategi. ¿Cómo no la voy a tomar si era una
autoridad? Pero es que, a la vez, yo tenía otra información
de otro profesor del mismo rango, de la misma especialidad,
que era el catedrático Enrique Knörr, que me estaba diciendo
exactamente lo contrario. De hecho, a los pocos meses, el
profesor Gorrotxategi hace público esos miedos que tenía,
bueno, más que miedos, esas sospechas de que aquello no era
auténtico, y al día siguiente el profesor Enrique Knörr dice
lo contrario. Esto yo lo sabía perfectamente, pero lo sabía
yo, y lo sabían mis autoridades. Y de hecho, el Diputado de
Cultura me comentó que ambos dos, tanto el profesor Knörr
como el profesor Gorrotxategi, eran miembros de un consejo
asesor que él debía tener, de euskera, y me comentaba sus
frecuentes disputas sobre el tema de Iruña. O sea, que claro
que se sabía. Si es que, de Iruña ha sido todo absolutamente
público.
¿Qué hice con el escrito? Pues mire, con el escrito lo que
hice fue registrarlo y guardarlo, como él me había dicho. ¿Y
sabe por qué? Porque yo no me iba a inmiscuir, ni iba a tomar
partido entre las dos opiniones, pero yo sí que lo puse en
conocimiento de mis autoridades, que ya digo que ya lo
conocían, además. Y la conclusión era que eso solamente se
iba a solucionar de una manera, que era estudiándolo, y
entonces, esto ocurrió en junio, pues cuando empezó el curso,
en el mes de octubre, el profesor Santos y la profesora Pilar
Ciprés se pusieron a estudiar el tema. Ésa era la mayor
garantía. Ésa es mi actuación.
¿Cuándo se abrió el sobre? Pues mire, se abrió el sobre
cuando la señora Diputada nos pidió al museo toda la
documentación. Le fotocopiamos absolutamente todo, y lo
entregamos, absolutamente todo.
De lo que me dice de que si en la junta se dijo… yo no tengo
idea de eso, vamos, yo no sé cuando se dijo, pero realmente…
ni vi tampoco a nadie entregar nada. Allí se estaba para
estudiar los materiales, y yo estaba para lo que estaba, como
he dicho.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias, señora Baldeón. Tiene la palabra el Grupo
Juntero EAJ-PNV

Interviene D. Román Valentín Berriozabal Azpitarte, del Grupo
Juntero EAJ-PNV
Mila esker presidente jauna, ongi etorri Baldeón andrea.
Gaur eta hemen entzundakoak entzun eta gero esan nahi dut
gaur hemen gertatu zaiguna iruzurra dela, izan ere, beste gai
batek ekarri gaitu hona. Gu ez gara, behintzat, batzar deia
ikusi besterik ez dago eta ekimena proposatu duenaren nondik
norakoa ikusi besterik ez dago jakiteko beste zerbaitetara
etorri garela hona, arkeologia museo berriaz zerbait
jakitera.

[Traducción
Muchas gracias, señor presidente. Me gustaría dar la
bienvenida a la señora Baldeón. Teniendo en cuenta lo que
hemos podido escuchar hoy, me gustaría decir que nos
encontramos ante un fraude, ya que era otro tema el que nos
ocupaba hoy. Al menos, nosotros, viendo la convocatoria de la
comisión, y leyendo cuál era la propuesta, considerábamos que
habíamos venido a esta sala para ocuparnos de otros asuntos,
precisamente el nuevo Museo de Arqueología.]

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Vamos a ver, un segundito, en el escrito que viene, viene
perfectamente cuáles son las funciones… todo el tema sobre
los hallazgos arqueológicos, y también habla sobre los
grafitos de Iruña-Veleia. O sea, no creo que esto sea un
fraude… o por lo menos lo que le he entendido.

Continúa el ASUNTO SEGUNDO (Expediente: 08/C/14/0001456)

Interviene D. Román Valentín Berriozabal Azpitarte, del Grupo
Juntero EAJ-PNV
Bueno, yo no sé qué se les ha traducido. Yo digo que lo que
está ocurriendo hoy aquí es un fraude, ya que no se ajusta a
nada al objeto que nos ha reunido. No se ajusta para nada, no
se habla, en el orden del día, y menos en la propuesta de
comparecencia realizada por el Partido Socialista, no se
habla para nada de un juicio a las formas de proceder y
actuar que haya podido tener la directora del museo.
Guk hortaz Eusko Alderdi Jeltzalea ez da epaiketa horretan
sartuko. Agian gaurko honek datorren asteazkenekoarekin
lotura dauka, datorren astean erantzukizunez erantzungo
baitigu edo Kultura diputatuak. Gure taldeak gaur eta hemen
ez du hori epaituko. Agian, kontua proposatzaileak, nolabait
talde proposatzaileak sustatu du, izan ere bere ekimena oso
zurruna da. Urtarrilaren 28an sartutako bi eskabide, gaurkoaz
zein datorren asteazkenekoa, garaian kointzidentzia badago
eta kointzidentzia hori, hain zuzen ere, zera da, Baldeón
andrea egun horretan, urtarrilaren 27an, diputatu nagusiaren
ordezkoarekin izan zen, Rodríguez jaunarekin, hain zuzen ere
bere kezkak agertzeko. Gaur hemen, bere ahotik entzun
ditugunak partez bilera hartan esan zituen. Gaur eta hemen
jakin badakigu Baldeón andrearen kezketako bat zera dela
museo berria muntatu arren, museo berriaren ibilbidean
protagonista jakina izan arren badirudi bere etorkizuna,
museo horrekiko etorkizuna norbaitek edo zalantzan jarri
duela badirudi. Horrela aditzera eman zion gutxienez.
Horregatik gaia hona ekarri duen alderdi politikoak, ez dakit
zuzen jokatu duen zeren bide eman dio gaur eta hemen tokatzen
ez den eztabaida bati, gaur eta hemen tokatzen ez den
epaiketa bati. Hortaz guk alde egingo dugu debate horretatik,
ez gara sartuko.
Argi dago bai agintean egon dena egon delarik ere ba
utzikeria edo izan duela, zera, museoarekiko edo museoaren
buru den horrekiko. Izan ere, bere monografian gauza batzuk
idazten dira edo onartzen dira baina gero tokatzen ez
zaizkion hainbat egiteko jartzen zaizkio. Bueno, nik ez dakit
hortaz, Baldeón andrea, inoiz aukerarik izan duzun esateko
zure nagusiei: jaun-andreok hori ez dago nire monografian,
hortaz nik hori ezin dut egin, hori ez dut egingo, hortaz,
nik ez dut ez naiz nor akta hori zinatzeko, ez naiz nor
adituen, ustez adituak diren horien batzordean parte
hartzeko.
Hau da, zure monografiak gauza batzuk esaten ditu, bai, baina
badirudi tokatu edo tokatzen ez zaizkizun hainbat tokitan
aritu zarela. Horrek, argi dagoenez, ez dizu batere onik
egin, ez dizu itxura batean zeren gaur hemen entzun diren
kritikak entzun eta gero ez dizu batere onik egin, zeren fede
onez aritu arren ikusten duzu zein ordain edo zein nolako
odolkiak hartzen dituzun ordainetan. Beraz, argi dago, bai,
arkeologia zerbitzu horri buruz burua ondo-ondo nekatu behar
dela baldin eta museoko zuzendariaren egitekoak beste batzuk
badira ba zerbait egin beharko da beti ere arabar
arkeologiaren onerako.
Eskerrik asko.

[Traducción
Y por eso, el Partido Nacionalista Vasco no entrará en este
juicio. Quizás esto esté vinculado con lo que veremos el
próximo miércoles, ya que la Diputada de Cultura nos hablará
sobre responsabilidades. Nuestro grupo hoy, por lo tanto, no
entrará a efectuar este juicio. Quizás el grupo proponente ha
fomentado que se diera esto, ya que su iniciativa se presentó
hace muchísimo. Se trata de unas solicitudes que se
presentaban en enero, el 28 concretamente, y existe una
coincidencia, y es que la señora Baldeón, el 27 de enero se
reunía con el señor Rodríguez para presentarle sus dudas. Lo
que hoy hemos podido escuchar aquí ya se decía en una reunión
el 27 de enero. Y sabíamos que una de las cuestiones que
preocupaba a la señora Baldeón es que, a pesar de que se
finalizaran las obras del museo, del nuevo museo, parece ser
que alguien cuestionaba el futuro de este nuevo museo.
Así se lo hacía saber, al menos, al señor Rodríguez. Por eso
mismo, como decía antes, no sé si ha sido adecuado traer esta
iniciativa aquí. No sé si este grupo ha actuado de una forma
correcta, porque consideramos que se está dando un juicio, un
debate que no corresponde llevar a cabo hoy. Por eso,
nosotros huiremos, nos apartaremos de este debate, no
entraremos en este debate.
Pero si hay algo que esta claro es que, independientemente,
de quién haya estado en el poder, ha habido cierta dejadez
con respecto al museo, ya que se escriben algunas cosas en la
monografía, se aceptan algunas cosas, pero después se
establecen otros quehaceres. No sé si ha tenido la
oportunidad de decir a sus superiores: señores, esto no está
incluido en mi monografía, por lo que yo no puedo hacer esto
que me piden. Yo no lo haré, no soy quién para firmar este
acta. No soy quién para participar en la comisión de
expertos, o supuestos expertos.
Parece ser que ha tenido usted que desempeñar funciones que
quizás no le han correspondido, y puede que esto no la haya
beneficiado, porque después de haber escuchado las críticas
que hemos oído, yo tengo la impresión de que es algo que no
le ha hecho bien, a pesar de que usted haya actuado con toda
la buena fe, con toda su buena voluntad.
Hemos podido ver aquí qué respuesta ha recibido por parte de
algunas personas. Está claro que las labores de ser directora
del museo son, ya de por sí, extensas, pero por lo que
estamos viendo, es muy cansado trabajar en la arqueología,
porque, además ha tenido que desempeñar más funciones. Muchas
gracias.]

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias. Tiene la palabra la señora Baldeón, para
responder al procurador del Grupo Juntero PNV.

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
Perdone, que igual la primera parte no le he entendido del
todo.
Pues efectivamente, yo he hecho estas tareas que le estoy
comentando. Yo nunca he emitido ni he firmado actas, he hecho
informes. Como digo, informes que me han dado siempre el
visto bueno, una persona, dos, y luego ha tomado decisiones
el titular del departamento.
No sé si me ha beneficiado… pues igual tiene usted razón,
seguramente trabajar tanto… O sea, he estado sola yo en el
museo desde el año 78 hasta el año 87, del año 87 al 2006 dos
personas, en el 2006 ya vino la tercera técnico, y en la
actualidad la OPE parece que nos va a conceder… vamos a ser
cuatro técnicos.
Efectivamente, hemos trabajado muchísimo. El Museo de
Arqueología no es como otro museo normal. A nosotros nos
llegan después de cada actuación, o cuando los plazos legales
así lo dicen, nos llegan cientos de cajas que hay que
comprobar su contenido y demás. Tenemos habitualmente la sala
de investigadores llena de investigadores. Y tenemos
muchísimo movimiento de fondos, de préstamos y demás, o sea
que… Además, como sabe, hemos elaborado un sistema de
información geográfico, que es pionero, que va a ser una
herramienta fundamental para la gestión futura de la
Arqueología.
Bueno… pues seguramente, mire, seguramente he trabajado de
más, y eso ha ido en mi contra. Es muy posible. Yo nunca me
he negado a hacer lo que me han pedido. Igual por aquello de
que llevo trabajando en esto muchísimos años. Pues sí, igual
tenía que haberlo hecho, haber dicho: no, mira, esto no me
corresponde hacer y esto no lo hago. Pero la verdad es que lo
he hecho. Ahora igual me tengo que arrepentir, para el
futuro. O no sé, igual le tomo la palabra y a partir de ahora
digo: mire, no lo voy a hacer, esto que está extramuros del
museo.
He venido pidiendo un Servicio de Arqueología de hace
bastante tiempo. El anterior equipo estuvo a punto de
hacerlo, y tengo documentación; estuvieron de acuerdo en
crearlo, y al final no se pudo hacer, pero bueno, tengo
documentos que dicen que estaban de acuerdo con su creación.
Cuando se incorporó este equipo nuevo, lo puse en
conocimiento de la titular del departamento, yo puse en
conocimiento de ella lo que hacíamos, y la necesidad también
que había de un Servicio de Arqueología. También lo puse en
conocimiento del titular de función pública, del señor
Claudio Rodríguez. Y exponiendo un poco las responsabilidades
que ambos dos trabajos llevaban, y como he dicho, las
responsabilidades sociales, políticas y económicas, como bien
se ha deducido de este caso, por ejemplo. Pues sí, sigo
pensando que el Servicio de Arqueología hay que hacerlo.
Y es cierto que yo, cuando saltó este caso, hubo algunas
noticias de prensa, fui a hablar, en primer lugar con el
Diputado de Función Pública o el señor Rodríguez, y le
comenté lo que estábamos haciendo, y le pregunté a ver qué
pasaba del tema. Y él me dijo: bueno, tranquila, va a haber
una investigación, que ha dicho el Diputado General, y ya
está. Eso es el caso. Sigo insistiendo en que es muy
importante hacer ese servicio, y yo nunca me he
extralimitado, las cosas, los informes que he hecho, que
desde luego son decisorios en cuanto que yo soy la cuarta del
escalafón, pues los he firmado, pero, bueno, son vinculantes
en lo que se quiera que sean vinculantes.
No sé si le he respondido a las preguntas o no.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias, señora Baldeón. Tiene la palabra el portavoz
del Grupo Juntero Socialistas Vascos.

Interviene D. Virgilio Bermejo Vera, del Grupo Juntero
Socialistas Vascos.
Buenos días de nuevo. En primer lugar, y desde el Grupo
Socialista tenemos que decir que la comparecencia de la
señora Amelia Baldeón, lógicamente esta justificada, dado que
llevamos unas cuantas semanas viendo en los medios de
comunicación una serie de noticias en las que se habla de una
investigación interna, en la que se habla de un hipotético
cese de la señora Baldeón, después defendido por el señor
Diputado General.
Entonces, nos parecía adecuado que pudiera comparecer, ya que
no había tenido la oportunidad, expresar su opinión, lo que
ella conoce. Y esto, desde luego, no se parece, por lo menos
por nuestra parte, a un juicio. Si otros portavoces de otros
grupos políticos lo han entendido así, pues bueno, habrá que
pedirles explicaciones a ellos.
Dicho esto, pensamos que el quid de la cuestión realmente son
las competencias de la señora Baldeón. Porque, claro, yo en
la primera intervención de la señora Baldeón, me había
quedado bastante claro, con ese recorrido que ha hecho sobre
el organigrama, cuáles eran sus competencias. Pero después de
oír a otros portavoces de otros grupos políticos, con
indudable relación con los responsables políticos del
departamento, uno no tiene bien claro cuáles son las
competencias de la señora Baldeón, porque parece ser que
menos sacar las piezas de la tierra, me ha parecido entender
que eran todas. O sea, parece que tiene que hacer memorias,
tiene que valorar o no si son reales o no, comparecer en los
medios de comunicación, etcétera, etcétera, etcétera…
Dicho todo esto…

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Por favor, haga usted las preguntas, y no…

Interviene D. Virgilio Bermejo Vera, del Grupo Juntero
Socialistas Vascos.
Sí, sí, a eso iba. Era fundamental hacer esta introducción
para que se entendiera.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Ya, pero está usted hablando directamente de otro grupo
político, y no debe hacerlo.

Interviene D. Virgilio Bermejo Vera, del Grupo Juntero
Socialistas Vascos.
Bien, perfecto. Gracias.
Dicho todo esto, lo que sí me gustaría que la señora Baldeón
nos explicara brevemente el organigrama del departamento,
cuál es la competencia de cada uno de esos escalafones, en
relación, evidentemente, a los hallazgos, a las excavaciones
en el territorio, y concretamente con el tema de los
hallazgos de Iruña-Veleia.
Y en segundo lugar, dado que ha formado parte de esa comisión
asesora científica, y dado que sus funciones eran las que
eran, me gustaría saber si en ese papel de custodio de los
hallazgos del yacimiento de Iruña-Veleia, en esa comisión en
algún momento se ha presentado alguna reserva, se le ha
cuestionado sobre su papel.
Me gustaría conocer esas dos cuestiones. Gracias.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Muchas gracias. Tiene la palabra, señora Baldeón.

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
Muchas gracias. En lo que hace a Arqueología, el organigrama
es el siguiente: la titular del Departamento de Cultura, en
la cúspide, a continuación el Director General de Cultura, y
a continuación una serie de servicios. Concretamente, el
servicio en el que se engloban los museos, que antiguamente
se llamaba Servicio de Museos, muy recientemente ha cambiado
de nombre, y se ha llamado Servicio de Patrimonio Histórico,
Artístico y Arqueológico.
Precisamente, cuando cambia de nombre y cuando adopta en el
titular el nombre de Arqueológico, yo entiendo que va a
cambiar algo, y que se va a crear alguna estructura, pero hoy
por hoy el único cambio es de nombre. Aunque, seguramente hay
intención de actuar en este sentido, y de crear alguna
estructura.
Del jefe de servicio dependemos los técnicos responsables de
museos. Al jefe de servicio le corresponde decidir y aprobar
modificaciones puntuales o imprevistos en la ejecución de
acciones programadas en museos, excavaciones, etcétera. Y,
como no podía ser de otra manera, planificar, coordinar y
supervisar el trabajo del personal de su área, estableciendo
objetivos, asignando tareas, y efectuando un control de las
mismas. Evidentemente, ese escalafón tiene esas tareas de
planificación, coordinación y supervisión.
Vuelvo a repetir: no he recibido ninguna llamada de atención
escrita ni verbal ni nada, sobre mi actuación, ni en este
caso ni en otros por parte de la jefatura del Servicio de
Patrimonio Histórico Artístico y Arqueológico. Además, a esta
jefatura le competería analizar y ordenar acciones
programadas en museos, excavaciones, etcétera, y seguimiento
arqueológico por obras, así como relacionarse quincenalmente
con arqueólogos en relación con las excavaciones
arqueológicas. Eso la monografía que ustedes pueden
conseguir, sin duda, de función pública.
Después estaría mi misión y mis funciones, que son a las que
he hecho referencia, y luego, en el escalafón siguiente,
estarían ya los técnicos del Museo de Arqueología. Si yo no
tengo competencias extra-muros del museo, los otros técnicos,
evidentemente, tampoco, de ninguna manera.
O sea, que eso sería, en concreto el organigrama.
Perdone, la segunda pregunta era…

Interviene D. Virgilio Bermejo Vera, del Grupo Juntero
Socialistas Vascos.
Sí, creo que la ha reseñado brevemente también. Dentro de esa
comisión científica asesora de la que usted formaba parta, si
ha recibido alguna reserva, si han cuestionado su papel como
custodia de los hallazgos.

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
En absoluto, nunca, nunca.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Señora Asiain, tiene la palabra.

Interviene Dª Carmen Asiain Ayala, del Grupo Juntero Popular
Gracias, señor presidente. Buenos días, a doña Amelia
Baldeón, que comparece hoy aquí.
Bien, hemos escuchado la intervención del resto de los
grupos. Es cierto que aquí se ha producido una cierta
derivación del objeto estricto y las preguntas dirigidas a la
técnico responsable del Museo de Arqueología. Y nosotros
queríamos plantearle una cuestión, y es la siguiente.
Vamos a ver, el ordenamiento legal es, por una parte, la Ley
de Patrimonio Histórico de Euskadi, y por otra parte, los
decretos de desarrollo de esa ley. En su opinión, como
técnico de Arqueología, ¿usted cree que la legislación de la
que disponemos, y me refiero tanto a la ley como a los
decretos, es comparable a la legislación que existe en otros
países en relación con la actividad arqueológica, el
ejercicio de las responsabilidades por parte de los
arqueólogos, y las responsabilidades que le competen a las
instituciones, que tienen la obligación de mantener, cuidar y
preservar lo que es patrimonio público? ¿O cree usted que
nuestra legislación podía haberse desarrollado de mejor
manera que garantizara una mejor preservación, cuidado, sobre
ese patrimonio?
Esta pregunta yo la he hecho ya anteriormente en la comisión
a la comisión de expertos, porque yo creo la legislación de
la que disponemos -es mi opinión-, esa legislación es
suficientemente amplia e imprecisa, y no responde a una
adjudicación de responsabilidades suficientemente clara…

Dice D.
(Comentario fuera de micrófono)
Eso es una valoración…

Continúa Dª Carmen Asiain Ayala, del Grupo Juntero Popular
Sí, he hecho una pregunta, a la vez que digo que esta
pregunta ya la…

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Vamos a ver, vamos ver… Por favor, creo que su intervención
no tiene ningún motivo. Y desde luego, por favor, no
interrumpan la comisión, señora Asiain, por favor. No haga
valoraciones y haga las preguntas directamente.

Interviene Dª Carmen Asiain Ayala, del Grupo Juntero Popular
¿Quiere usted decirme, señor presidente, que no puedo
responder a la impertinencia que me ha dirigido el portavoz
del PNV?

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
Lo que le digo es que siga haciendo las preguntas, y vamos a
terminar…

Interviene Dª Carmen Asiain Ayala, del Grupo Juntero Popular
La ley del Gobierno Vasco en relación con el patrimonio, que
es una ley del Gobierno y no una ley de ninguna persona en
concreto, le vuelvo a preguntar, señora Baldeón, esa
legislación dígame usted si es similar comparable a las
legislaciones, por ejemplo, europeas, y si la determinación
de responsabilidades y exigencias, tanto a las instituciones
como a quienes intervienen en un yacimiento, si nuestra
legislación es similar o pareja a éstas, o si puede ser
claramente mejorable. Nada más.

Interviene D. Miguel Ángel Gómez de Arteche Ezquerra,
presidente de la comisión
¿Puede contestar, señora Baldeón?

Interviene Dª Amelia Baldeón, técnico responsable del Museo
de Arqueología
Toda la legislación que interesa al patrimonio arqueológico
es la que les he comentado al principio, que son estos
materiales. La Ley del Patrimonio Cultural Vasco, los dos
decretos, tanto foral como el del Gobierno Vasco, y después
la Ley de Museos de Euskadi, que también nos afecta en
algunos aspectos.
Sí tiene usted razón, en el sentido de que hay unos
desarrollos normativos… bueno, la Ley de Desarrollo Cultural
Vasco es una ley marco que está en la misma línea que la Ley
de Patrimonio Histórico Español, pero referida a la Comunidad
Autónoma Vasca. Y es una ley marco que está en la misma línea
que las leyes de patrimonio, yo entiendo que tanto de aquí
como de otros países.
El tema fundamental de todo esto, como saben, más que las
legislaciones son luego los desarrollos normativos. Entonces,
en ese caso, sí es cierto que la Diputación fue bastante
rápida en redactar un desarrollo normativo. Al año siguiente
de dictarse la Ley de Patrimonio Cultural Vasco, el año 91,
ya se redacta un primer desarrollo normativo. Pero este
desarrollo normativo es también poco preciso, o sea, digamos
que no llega a precisar y articular muy bien todos los
extremos que serían realmente deseables.
El año 99 se redacta el otro decreto por parte del Gobierno
Vasco. Y curiosamente, en esta redacción ya hay elementos que
contradicen este primer decreto. Por ejemplo, el plazo que
les he comentado de los cinco años para las excavaciones
plurianuales y demás, esto no está previsto en el decreto
nuestro, el decreto alavés.
Entonces, efectivamente, a este decreto habría, sin duda, que
haberle dotado, a continuación, para el caso de Álava, de
algunas precisiones. Por ejemplo, nosotros, a nivel de Álava,
no tenemos un marco básico… por ejemplo, verán, el artículo
15 dice, presentación de la memoria, la memoria científica…
Bueno, la memoria científica es fundamental para las
excavaciones arqueológicas, porque ahí es donde realmente el
arqueólogo se explica. Hay excavaciones importantes que aún
no cuentan con memoria científica, por ejemplo, porque a
veces se retrasan más de lo debido, pero es el elemento
fundamental. El artículo 15 dice: "obligados a la
presentación de la memoria", dice: "una vez depositados los
materiales en el museo territorial o centro designado al
efecto, los directores de las mismas deberán presentar una
memoria", dice: "en tanto no se establezca un marco básico de
regulación, el contenido de la memoria se someterá a lo que
dispongan al efecto las diputaciones forales".
Bueno, pues por ejemplo en este caso, como en tantos otros,
no hay establecido unos desarrollos normativos rígidos. Es
verdad que, hoy por hoy, los directores de excavaciones
tienen una autonomía importantísima, como he pretendido
mostrar en mi comparecencia, una autonomía importante de
actuación. Y sí es verdad que hay otras comunidades que están
precisando mucho cómo se deben hacer las cosas, mucho.
Nosotros tenemos una normativa bastante… no llega, digamos, a
unos grandes extremos de precisión. Entonces, eso,
seguramente, sería algo que igual sería bueno aclarar.

[Fin de la grabación]

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License